Reduce el riesgo de cáncer con estos ejercicios

Según una investigación científica, los ejercicios de alta intensidad son ideales al momento de pensar en reducir el riesgo de padecer cáncer. Conoce en esta lectura más información al respecto.

Última actualización: 21 octubre, 2023

La manera como se reduce el riesgo de cáncer por medio de los ejercicios brinda un parte de calma a aquellos que desarrollan actividad física con regularidad. Además, ofrece una invitación a aquellas personas sedentarias o que realizan poca cantidad de ejercicio durante la semana.En la actualidad, el riesgo de cáncer se encuentra en la población en general y suele aumentar de acuerdo con diversos factores, entre los cuales se encuentran la genética, la mala alimentación y otro tipo de hábitos de vida poco saludables.Así pues, en este artículo te ofrecemos algunos ejercicios que te permitirán mantenerte saludable y te ayudarán a disminuir el riesgo de desarrollar esta patología en tu cuerpo.Riesgo de cáncer y ejercicioLa actividad física programada o el ejercicio brindan una serie de beneficios ligados con el bienestar y la salud del organismo en general. Uno de los principales aspectos positivos se encuentra ligado a la reducción de enfermedades como el cáncer.Así lo señala una investigación publicada por la revista Cancer research, la cual hace referencia al ejercicio aeróbico intenso como principal enemigo del cáncer en el organismo. Incluso, el mismo estudio afirma que este tipo de ejercicio disminuye en un 72 % la probabilidad de padecer cáncer metastásico.Más sobre la investigaciónEs común escuchar que la actividad física de cualquier índole contribuye a disminuir la probabilidad del cáncer. Sin embargo, la actividad moderada o el mismo ejercicio de intensidad moderada o baja no aportan los mismos beneficios. Es claro que esto sí influyen en el bienestar de las personas, pero respecto al cáncer lo más apropiado es el ejercicio de intensidad alta.Así lo afirma el estudio mencionado con antelación, el cual señala que, entre los 30 000 participantes de la investigación, aquellos que hicieron ejercicio físico de alta intensidad presentaron mejores resultados respecto a los que no lo hicieron.Por lo anterior, se puede afirmar que las células cancerígenas se alimentan de los nutrientes presentes en el organismo, principalmente de la glucosa. Esto conduce que el cáncer crezca de manera rápida, aunque se hace la salvedad de que depende del lugar en el que se desarrolle.A pesar de ello, al llevar a cabo actividad física de alta intensidad, el organismo empieza a consumir nutrientes. El sistema muscular es el principal actor en este caso, ya que recurre a la glucosa para llevar a cabo los procesos necesarios relativos a la energía y el movimiento.Además, los otros órganos también comienzan a utilizar las reservas de glucosa con el fin de continuar con sus funciones principales. Por consiguiente, la competencia por este tipo de nutrientes se convierte en un proceso «salvaje» y complejo para el cáncer, el cual se ve disminuido en cuanto al combustible que necesita para realizar la metástasis.¿Con qué ejercicios se reduce el riesgo de cáncer?De acuerdo a los resultados presentados por el estudio en cuestión, los ejercicios que reducen el riesgo de cáncer son los de alta intensidad. Por ende, tu rutina de entrenamiento debe contar con este tipo de ejercicios.En este sentido, procura que tu planificación no solo sea apropiada respecto a tus capacidades físicas, sino que incluya algunos ejercicios que te permitan salir de tu zona de confort.Con la intención de que tengas una primera idea de qué tipo de ejercicios te sirven, a continuación te enseñaremos algunos ejemplos que puedes poner en práctica. Ahora bien, ten en cuenta que estos no solo te ayudan a reducir el riesgo de cáncer metastásico, sino que favorecen al organismo en general.Caminatas con sprintsLas caminatas son recomendadas en casi todas las disciplinas recreativas o deportivas, lo que lleva a que en materia de salud no sea la excepción. No obstante, en este caso te aconsejamos recurrir a una caminata con intervalos de sprints o desplazamientos a máxima velocidad.Emplea intervalos de máxima velocidad o velocidad submáxima, estos pueden tener un tiempo de duración de apenas segundos, pero la intensidad debe ser elevada. Además, lo más apropiado es intercalarlos con la caminata, para que el descanso no implique detenerse por completo.Lo ideal es llevar a cabo varios intervalos y no uno solo. De esta manera, el gasto energético será mayor.BurpeesHablar sobre ejercicios de alta intensidad sugiere de por sí incluir un ejercicio como el burpees. Al seguir la lógica del estudio mencionado, este reduce el riesgo de cáncer metastásico.Por tanto, debes llevarlo a cabo mínimo día de por medio. Trata de que el volumen de entrenamiento de este ejercicio se base en tus capacidades y objetivos.Rutinas de alta intensidadExisten varias rutinas que requieren de un amplio gasto energético y, en consecuencia, también son bastante útiles al momento de pensar en ejercicios que nos permitan reducir el riesgo de padecer cáncer.A estas rutinas se les conoce como HIIT, por sus siglas en inglés (high intensity interval training). En español, su traducción es entrenamiento con intervalos de alta intensidad. Lo mejor de este tipo de rutinas es que existen varias versiones según el entrenamiento o las necesidades de la persona, lo que las dota de variedad y permiten que, en caso de que se desee, se puedan alterar con la inclusión o eliminación de diferentes tipos de ejercicios.El ejercicio físico siempre es un indicador de buena saludDespués de haberte mostrado la manera en que a través de los ejercicios se reduce el riesgo de cáncer, lo que resta es invitarte a desarrollar los procedimientos expuestos o a buscar las rutinas que más sean de tu agrado.Recuerda que este tipo de ejercicios de alta intensidad no solo cumplen con el propósito de librarte de enfermedades como el cáncer, sino que también te permiten tener un estado saludable y ayudan a que te sientas bien contigo mismo.Te podría interesar…

Otras notas de Salud:  2 recetas con proteína de pistacho

Dejá un comentario