Retrato de una sanidad goleada tras 365 días de guerra en Ucrania

Era el 24 de febrero cuando las tropas rusas invadieron el país. Los hospitales y centros de salud han estado trabajando desde entonces, con la salud “muy dañada”, en condiciones desfavorables para curar y salvar la mayor cantidad de vidas posible debido a la guerra en Ucrania. Representantes de varias de las ONG más importantes que actúan en la materia así lo cuentan a EFESalud: Médicos del Mundo y Médicos Sin Fronteras.

“La guerra está cobrando un precio brutal a la gente de Ucrania, especialmente en el este y el sur”, dice. el coordinador de Emergencias de Médicos sin Fronteras (MSF) en ese país, Paulo Milanesio. En las áreas a las que la ONG ha podido acceder, atiende a heridos de guerra en los servicios de urgencias, ambulancias y el tren de derivación de la organización.

El coordinador de MSF en Ucrania, Paulo Milanesio, juega con sus hijos. FOTO DEL CURSO: Jose Colon Toscano/MSF

La naturaleza de las heridas que los profesionales de MSF ven cerca de las líneas del frente -personas heridas debido a los bombardeos y los combates-, así como las historias que les cuentan los pacientes, “muestran claramente que los civiles, incluidos los ancianos y los niños, no se salvan de la guerra en Ucrania”.

Inmensas necesidades de los enfermos

En el este y el sur de Ucrania, las necesidades de los ancianos, los enfermos crónicos y los discapacitados son inmensas en un sistema de salud muy afectado por la guerra.

De hecho, el 40% de la población ucraniana es filial de la ayuda humanitaria por diferentes motivos, según explica el presidente de Médicos del Mundo, Pepe Fernández.

Salud de la guerra de Ucrania
El presidente de Médicos del Mundo, Pepe Fernández. Foto cortesía © Álvaro Sancha/Médicos del Mundo

Fernández relata lo que está pasando con los pacientes de enfermedades crónicas como la diabetes pero también con los pacientes oncológicos que necesitan tratamiento oncológico, los hipertensos o con patologías cardiovasculares, entre otros.

El país, como consecuencia de la guerra, ha sufrido un quiebre en el stock de medicamentos, en los procesos de atención, con lo que se agravan estas patologías.

Otras notas de Salud:  maquillaje y lentillas, enemigos de los ojos

Mayores, personas con discapacidad…

Las personas mayores o con diferentes discapacidades también están teniendo dificultades añadidas para moverse en Ucrania para acudir al servicio de salud debido a la guerra.

Y a todo esto hay que sumar los cortes de luz en las zonas más afectadas, que sufren millones de hogares, así como centros asistenciales. Así, se producen graves interrupciones en la actividad asistencial. Todo ello en medio de “un duro invierno”, recuerda el coordinador de emergencias de MSF.

Salud de la guerra de Ucrania
FOTO DEL CURSO: Linda Nyholm/MSF

Otra necesidad importante es la rehabilitación de aquellos que han pasado la fase aguda, en particular la fisioterapia para pacientes traumatizados con heridas de guerra.

“Esta es un área de la medicina que no está muy bien desarrollada en el sistema de salud ucraniano y la brutalidad de la guerra está resultando en personas con lesiones graves que tendrán consecuencias de por vida si no se brinda una rehabilitación oportuna y de buena calidad. ” añade Milanesio.

Una salud socavada por la guerra

Las consecuencias de la guerra se están sintiendo “mucho en el sistema de salud y más cuanto más al este vamos, pero también en la zona central y en parte en el oeste”, añade Fernández, quien recuerda que hay más de 5,5 millones de desplazados internos que van a otros territorios del país, que necesitan atención y una capacidad de respuesta “que el sistema de salud no tiene”.

“Es un sistema de salud muy dañado en el oriente del país porque hemos registrado más de un centenar de infraestructuras de salud con daños directos y significativos y además ha habido ruptura en todas las cadenas de suministro para la reposición de materiales, equipos, bienes , insumos, y sobre todo medicamentos”, dice el presidente de Médicos del Mundo.

En el mismo sentido lo explica Milanesio, quien abunda en que lejos de la línea del frente se llevan a cabo desde octubre ataques con misiles contra la infraestructura energética de toda Ucrania y están causando importantes daños, incluso en zonas civiles.

Otras notas de Salud:  Practica la amabilidad para mejorar tú bienestar psicológico

En este punto, el presidente de Médicos Sin Fronteras no cree que las infraestructuras sanitarias estén en la mira de Rusia, pero sí señala que “no se respeta el derecho internacional humanitario en relación a preservar las instituciones sanitarias de los ataques de guerra”, algo que, en A su juicio, hoy con la tecnología actual “sabemos muy bien que se puede evitar”.

Heridas invisibles: salud mental

Fernández, además de aportar cifras como los miles de civiles muertos, incluidos más de un centenar de sanitarios, hace hincapié en las heridas invisibles de la población relacionadas con la salud mental.

“Son estrés postraumático, trastornos adaptativos como neurosis, ansiedad, trastornos del sueño, alteraciones de esta naturaleza como consecuencia del estrés que también provoca la guerra. Luego están los que han sufrido un empeoramiento de los procesos que tenían antes, como síndromes depresivos, trastornos bipolares o esquizofrenia”, añade.

El representante de MSF también destaca estas heridas que a priori pueden parecer invisibles pero que no lo son en absoluto.

Ucrania salud mental
CURSO DE FOTOGRAFÍA: MSF/Pau Miranda

“La salud mental sigue siendo una preocupación seria ya que las necesidades son enormes. Tratamos a pacientes con problemas graves de salud mental. Vemos que la gente está devastada por lo que ha pasado y sigue pasando y la incertidumbre y el miedo que ha creado esta guerra”, lamenta Milanesio.

Los ataques de pánico y el dolor son síntomas comunes que los equipos de MSF ven en muchas partes de Ucrania, “ya sea que la persona haya huido de los combates o se haya quedado en las áreas bajo ataque”.

Acercándonos a la realidad

Para seguir acercando la realidad que vive el país, el presidente de Médicos del Mundo recuerda lo vivido en España con la pandemia, que ha provocado un altísimo nivel de demanda de asistencia directa a las personas con covid, lo que ha influido en la atención para pacientes crónicos y otras enfermedades, e incluso en listas de espera quirúrgicas que se han visto afectadas.

Otras notas de Salud:  Los 16 mejores organizadores de pastillas que son elegantes y prácticos en 2023: Amazon, Etsy, Nordstrom, Verishop

“En Ucrania es esto pero mucho más grave”, dice el presidente de Médicos del Mundo sobre la asistencia sanitaria durante la guerra.

En este sentido, invita a pensar, por ejemplo, en la insuficiencia renal crónica que requiere diálisis y requiere un suministro continuo de consumibles cuando hay cortes de energía, o en pacientes en tratamiento oncológico, ya sea radioterapia o quimioterapia.

Por todo ello, Fernández asegura que como consecuencia de la guerra también ha aumentado la mortalidad indirecta.

¿Qué sería de Ucrania sin la ayuda humanitaria?

Sin la ayuda humanitaria, los daños que sufre el país y la población serían mucho más graves. Sólo Médicos del Mundo cuenta con diez sedes dentro del país y otras tantas en países vecinos.

“La ayuda humanitaria es vital”, subraya Fernández.

Y el coordinador de emergencias de MSF explica cómo sus equipos brindan atención primaria de salud y servicios de salud mental a través de clínicas móviles, entre otros. “Apoyamos a los trabajadores de la salud locales para que reinicien algunos servicios médicos y ayudemos a proporcionar tratamiento de “puesta al día” para las personas que no han recibido atención médica.

Dejá un comentario