¿Cuáles son las mejores posturas para la lactancia?

Amamantar a un bebé no tiene por qué doler. Los fisioterapeutas apuntan al confort y las posturas ergonómicas como claves para evitar cualquier tipo de dolor o lesión durante la lactancia.

Vacunación para el pequeño, protección contra el cáncer o enfermedades cardiovasculares para la madre: la lactancia materna tiene innumerables beneficios más allá de la consolidación del vínculo madre-hijo. Pero ¿Cómo se debe amamantar al pequeño? ¿Hay posiciones mejores y peores durante la lactancia?

Del Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid (CPFM) Se enfatiza la importancia de la comodidad y la postura para amamantar a los pequeños. Porque, como señala el secretario general de la organización, carmen mar rodriguez, amamantar no tiene que doler.

“La lactancia no tiene por qué ser dolorosa, aunque no siempre es fácil: las sesiones son largas y es muy importante tener una postura ergonómica correcta para evitar posibles dolores musculares o incluso lesiones. Una de las zonas de mayor riesgo es la espalda”, indica el experto.

Posiciones recomendadas durante la lactancia

Con esta premisa, la CPFM proporcionar una serie de posturas con la intención de evitar cualquier molestia a la madre:

  1. Sentado, con la espalda totalmente descansada y los pies apoyados. Esta postura protege del dolor. lumbares y cervicales. La cabeza del bebé tiene que descansar sobre el antebrazo que irá apoyado bien sobre un reposabrazos o bien sobre un cojín de lactancia, para que no sea la madre la que sostenga el peso de su bebé y no sobrecargue el brazo.
  2. Acostado de lado, apoyando la cabeza en una almohada. De esta forma, la madre solo tendrá que apoyar la espalda del bebé. En este caso, el niño y la madre tienen que ser colocados”barriga con barriga”, para que sea el bebé quien se acerque al pecho y no al revés.
  3. Para obtener una buena alineación/succión… La nariz del bebé debe coincidir con el pezón. Así, se consigue una extensión del cabezal que facilita el vacío para la succión y deglución. El bebé abre la boca introduciendo el pezón y parte de la areola dentro.
  4. Los labios del pequeño deben estar evertidos.s (resultado). Especialmente el labio inferior torcido hacia abajo y la nariz y el mentón pegados al pecho de la madre.
Otras notas de Salud:  Lo que debe saber sobre las fotos de 'nariz de embarazo' que están en todo TikTok

Consejos de video de CPFCM

Beneficios de la lactancia

A El 47% de las madres españolas decide dar el pecho para alimentar a sus bebés en sus primeros meses de vida, de los cuales uno 29% lo hace exclusivamente. Una cifra baja si las recomendaciones del Organización Mundial de la Salud (OMS)que aconseja que todas las madres que puedan amamantar a sus hijos, al menos hasta seis meses de vida.

Y es que el Beneficios de la lactancia Son enormes, tanto para la madre como para los bebés:

  • creación de un Conexión y un vínculo madre-hijo.
  • proporciona el nutrientes necesarios para su correcto desarrollo.
  • inmunizar contra numerosas enfermedades a los lactantes y reduce significativamente sus visitas a urgencias hospitalarias.
  • Para las madres es importante proteccion contra algunos tipos de cáncer (mama, útero) y enfermedades cardiovascular.

Cuándo comenzar a amamantar

conseguir un bajada de leche adecuada que permita mantener la lactancia materna desde el inicio, debe iniciarse temprano, justo después del parto. Los tiros deben ser frecuente Y sin limite de tiempoanticipando el llanto del bebé, para que no se ponga nervioso y trague aire.

buscar apoyo

El mensaje que subrayan desde la CPFCM es que la lactancia no tiene por qué ser dolorosa o molesta. Si la lactancia duele, debemos reposicionarnos, buscar otras posiciones.

Los comienzos de la lactancia materna pueden no ser fáciles. Es un proceso de adaptación. En este sentido, los expertos recomiendan consultar al pediatra o en matrona o vaya a un grupo comunitario de apoyo a la lactancia materna.

Pero si lo que quieres es prevenir o tratar dolores musculares en la madre o problemas de succión en el bebé, la respuesta está en el fisioterapeuta.

Otras notas de Salud:  Esta rutina de giros y saltos hará latir tu corazón

Dejá un comentario