¿Cómo ayudan los estiramientos para relajarse?

La relajación es un estado placentero opuesto a los sentimientos de tensión y estrés. Se puede conseguir gracias a ejercicios como los estiramientos y el control de la respiración.

Última actualización: 16 de enero de 2023

Una función que no se conoce del todo del estiramiento es que se puede utilizar para relajarse. Los músculos también son un órgano sensible y como tal sienten las fuerzas y tensiones a las que están sometidos a lo largo del día. Además, el estiramiento induce la relajación debido a múltiples mecanismos fisiológicos, psicológicos y conductuales. Para sentir estos beneficios, es necesario estirar siguiendo algunas pautas. Los estiramientos deben ir acompañados de la respiración y siempre hasta el punto de sentir tensión, pero nunca dolor. Estirar demasiado los músculos es una fuente potencial de lesiones, lo opuesto a la relajación.Esta propiedad se puede utilizar para aumentar el bienestar después del entrenamiento. Incluso es posible realizar únicamente sesiones de estiramiento mezcladas con ejercicios de yoga y pilates. Con todo esto, a continuación te explicamos por qué los estiramientos son efectivos para relajarte. Ayudan a regular la respiración Los estiramientos ayudan a regular la respiración. Un componente esencial de la relajación es saber controlar y conectar con la propia respiración. A lo largo del día el agobio de la rutina diaria hace que la respiración se vuelva corta y rápida. Cuando pueda romper ese hábito y tomarse unos minutos para respirar profundamente, inmediatamente experimentará los beneficios.Para aprovechar al máximo una sesión de estiramiento, es necesario acompañar la postura con la inhalación y la exhalación.. La pauta sería: inspirar profundamente por la nariz y soltarlo lentamente por la boca mientras se lleva el cuerpo a la postura. Finalmente, una vez que estés en esa posición, continúa respirando profundamente. Se pueden combinar con el conscienciaÉl consciencia Es una técnica de meditación que actualmente se utiliza como terapia para aliviar el estrés y los síntomas de diversos trastornos. A partir de esta técnica se han desarrollado varios programas de tratamiento ampliamente utilizados en la práctica clínica.Uno de ellos es el Reducción del estrés basada en mindfulness. Este combina a la perfección los beneficios de la meditación y los estiramientos. Incluye ejercicios de todo tipo como la meditación vipassana, atención a los pensamientos, el ejercicio de comer una pasa, e incluso posturas de hatha yoga. Ayudan a desconectar de los pensamientos rumiantes El ejercicio físico en general es uno de los mejores tratamientos para el bajo estado de ánimo. Una de las razones de esto es que ayuda a romper los ciclos de pensamiento repetitivos. La rumiación, o pensamientos repetitivos, es uno de los factores que más influyen en el mantenimiento de los sentimientos negativos. Si una persona está continuamente pensando en lo negativo, seguramente el malestar se hará más intenso.Por eso es tan importante encontrar oportunidades a lo largo del día para desconectar. Cuando una persona se concentra en posturas de estiramiento, es poco probable que esté pensando en lo que le preocupa. Refuerzan la conexión mente-músculo Finalmente, una de las razones por las que los estiramientos son útiles para relajarse radica en la conexión mente-músculo. Según esto, existe una estrecha relación entre el cuerpo y la mente. Así que lo que hace el cuerpo afecta a la mente, y viceversa. Durante el entrenamiento de fuerza, las sensaciones de tensión muscular se transfieren a la mente y por lo tanto se mantiene el estado de alerta. Los estiramientos potencian la relación mente-músculo a través de sensaciones de bienestar. Por el contrario, durante el estiramiento las sensaciones agradables son interpretadas por la mente y actúa en consecuencia, transmitiendo que no hay de qué preocuparse. Encuentra la tranquilidad con los estiramientos A lo largo del día necesitamos momentos de desconexión para rendir bien. El ejercicio físico es una forma eficaz de conseguirlo, y este efecto también se puede potenciar añadiendo algunos estiramientos finales. Hay gente que cree erróneamente que esta habilidad es innata, es decir, o la tienes o no la tienes. Esta no es la realidad en absoluto. La flexibilidad es una capacidad como cualquier otra, se entrena y se puede progresar mucho. En cualquier caso, la mentalidad no debe ser la de conseguir objetivos, sino todo lo contrario. Simplemente déjate llevar por las agradables sensaciones y disfruta, evitando tener control sobre los pensamientos que aparecen. No pierdes nada con probarlo. Te puede interesar…

Otras notas de Salud:  4 ejercicios de fitball para los lumbares

Dejá un comentario