Las vacaciones, una ruptura de rutina para los niños

Para los niños, las vacaciones son un período de pausa, pero también de interrupción. ¿Podemos facilitar la vuelta a la rutina? ¿Cómo podemos evitar que abusen de las pantallas?

Como cada año, los más pequeños esperan la vacaciones con ilusión: reuniones familiares, planes de Navidad, compras de regalosetc. Pero, al fin y al cabo, no se trata sólo de una pausa y un descanso, sino también de una interrupción: la rutina diaria de los niños se ve alterada por estas fechas tan importantes. ¿Cómo podemos manejar la situación?

El Comité de Promoción de la Salud de la Asociación Española de Pediatría (AEP)coordinado por el medico Julio Álvarez Pittiaconseja hábitos de vida saludables para disfrutar de las vacaciones y que la vuelta a la rutina sea lo más llevadera posible.

Interrumpir la rutina tiene consecuencias en la salud de los niños

Aunque es un tiempo de paz, familia, fiesta, juegos y disfrutetambién puede estar relacionado con hábitos poco saludables.

El Dr. Álvarez Pitti explica que varios estudios prueban que las vacaciones tienen consecuencias directas en la salud de los niños como…

  • menos actividad física, principalmente porque se pierde la estructura del día. Así, se estima que los niños aumentan alrededor de 1,2 kilos de peso durante las vacaciones precisamente porque no siguen la rutina establecida durante el resto del año.
  • Menos sueñodado que no se fija hora de levantarse ni de acostarse
  • peor dietaya que no hay un horario fijo de comidas ni menús estables
  • Estilo de vida más sedentariosiendo este el resultado de la suma de todos los factores anteriores.

El experto apunta a los periodos vacacionales como la oportunidad perfecta para convertirlos “en un tiempo de actividad compartida”.

EPA/ROBIN UTRECHT

Cómo afrontar las vacaciones con los más pequeños

Para evitar que niños y adolescentes caigan en el sedentarismo y acaben abusando de las pantallas, la AEP recomienda:

  • Planifica actividades en familia. Los niños deben hacer al menos una hora de ejercicio físico al día, incluso durante las vacaciones, ya que al no ir a la escuela o realizar actividades extraescolares se puede favorecer el sedentarismo. Los expertos recomiendan aprovechar el tiempo libre para organizar actividades que impliquen actividad física con los más pequeños de la casa: ir a ver las luces de Navidad, dar un paseo por el campo o una ruta en bicicleta son algunas actividades que podemos practicar en familia.
  • Asistir a colonias o campamentos urbanos que, además de mantenerlos entretenidos y activos en los días en que sus padres no pueden quedarse con ellos, les permitirá pasar tiempo con otros niños de su edad y hacer nuevos amigos.
  • Mantener los horarios de sueño y comidas.. Desde la CPS-AEP recuerdan que, en vacaciones hay que evitar que los niños y adolescentes se acuesten a altas horas de la noche pegados a una pantalla y se levanten a mediodía para pegarse a la siguiente. Mantener una rutina de sueño y evitar la exposición a las pantallas un rato antes de acostarte es necesario para garantizar tu descanso.
  • Favorece los planes activos con amigos.
Otras notas de Salud:  Un flujo de yoga restaurativo para calmar los músculos tensos

Dejá un comentario