Estudio cáncer mama metastásico: nuevos datos sobre evolución

En pacientes con cáncer de mama metastásico, del subtipo HER2 positivo, el estado de expresión de los receptores hormonales, la localización de las metástasis y la edad han sido identificados como factores que influyen en su supervivencia, según el estudio RegistEM que revela nuevos datos sobre la pacientes y la evolución de este cáncer avanzado.


Diputada en el 13º Congreso Europeo sobre Cáncer de Mama celebrado en noviembre de 2022 en Barcelona. EFE/ Enric Fontcuberta

El estudio RegistEM es el registro más completo sobre cáncer de mama metastásico disponible en España y está impulsado por el Grupo de Investigación en Cáncer de Mama GEICAM, que ha contado con la colaboración de 38 hospitales de 14 comunidades autónomas que recogen datos de casi 1.900 pacientes.

Y los resultados que arroja este estudio han sido presentados en el reciente 45th Breast Cancer Congress en San Antonio (Texas, EE. UU.), evento de referencia mundial para este tipo de cáncer.

El estudio se ha centrado en el análisis de pacientes con subtipos de cáncer HER2 y triple negativo y ayudará a aumentar el conocimiento sobre las características clinicopatológicas del cáncer de mama metastásico, los patrones de tratamiento y la evolución de pacientes con diferentes tipos de cáncer, importantes para las estrategias terapéuticas.

“El intervalo libre de recaída prolongado desde el diagnóstico de la enfermedad en etapas tempranas, la expresión de receptores hormonales y la localización anatómica de las lesiones tumorales hasta la recaída, son factores clinicopatológicos que tienen impacto pronóstico en el cáncer de mama metastásico HER2. -positivo”, dice el autor principal del póster presentado en el congreso de San Antonio, el Dr. Sara López-Tarruella, miembro de la Junta Directiva y del Comité Científico de GEICAM y coordinador del Grupo de Trabajo de Enfermedad Triple Negativa.

El estudio RegistEM confirma la tendencia de que los casos con metástasis en piel, ganglios o tejidos blandos tienen mejor pronóstico que aquellos con afectación visceral (incluido el sistema nervioso central), según el especialista del Servicio de Oncología Médica del Hospital General Gregorio Universidad Marañón de Madrid.

Además, los pacientes con tumores que expresan receptores hormonales (dentro de la enfermedad HER2 positiva) tienen una mejor supervivencia en el contexto de la enfermedad diseminada.

Otras notas de Salud:  Las lágrimas y su potencial para detectar enfermedades

Estudio de cáncer de mama metastásico en los subtipos HER2-0 y HER2-bajo

Otro de los análisis de RegistEM presentados en el congreso norteamericano analiza las características de las pacientes con cáncer de mama HER2-bajo (que presentan cierto grado de sobreexpresión de dicha proteína) y si su comportamiento y evolución es diferente al del cáncer de mama HER2-bajo . 0 (sin sobreexpresión de HER2) y podemos hablar de una nueva entidad clínica.

Según el autor principal de este trabajo, la Dra. Isabel Álvarez, de la Unidad de Gestión del Cáncer de Gipuzkoa, en San Sebastián, y miembro del Consejo de Administración de GEICAM, la principal conclusión es que no existen diferencias en la forma de comportarse por ser HER2-0 o HER2-bajo. “Lo que sigue marcando la evolución de la enfermedad es la presencia o ausencia de receptores hormonales”, subraya.

En su opinión, los datos del RegistEM son relevantes porque incluyen un número muy significativo de pacientes con cáncer de mama metastásico con datos recogidos prospectivamente, lo que reafirma los datos de otras series sobre cáncer de mama localizado que indican que a nivel de historia natural , no se observan diferencias entre los tumores HER2 negativos, ya sean bajos o 0 en su expresión.

“Pero esta diferenciación basada en el grado de sobreexpresión de HER2 es relevante si aparecen terapias beneficiosas para el subgrupo de pacientes con cáncer de mama HER2 bajo, ya que nos da información sobre la incidencia de esta subpoblación”, matiza.

INMUNOTERAPIA DE ARN
foto de cortesía

Cáncer triple negativo con recidiva de la enfermedad localizada inicial

Otro aspecto presentado en el congreso de San Antonio fue la observación de pacientes diagnosticadas de cáncer de mama metastásico triple negativo, ya sea tras recidiva o con metástasis a distancia (de novo metastásico).

Entre las conclusiones destaca que tres cuartas partes de los pacientes con este subtipo biológico desarrollaron metástasis a distancia a pesar de haber sido tratados tras el diagnóstico del tumor primario localizado.

“Estos datos hablan de la agresividad del cáncer triple negativo”, según el autor principal de este trabajo, el Dra. Silvia Antolín, investigadora del Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña (CHUAC) y miembro del Consejo de Administración de GEICAM.

Otras notas de Salud:  ¿Buscas una vuelta a la rutina sin contratiempos?

“Además, un tercio de las pacientes con cáncer de mama triple negativo en el momento de la enfermedad avanzada expresaron receptores hormonales en el tumor primario, lo que indica la importancia de poder obtener una biopsia de la metástasis para seleccionar el mejor tratamiento para cada paciente. paciente”, dice.

El oncólogo explica que el cáncer de mama metastásico por recidiva tiene peor pronóstico y respuesta al tratamiento porque ya ha sido tratado y puede adquirir resistencias.

“Sin embargo, la supervivencia respecto a quienes presentan metástasis iniciales es muy similar y la presencia de enfermedad visceral (tradicionalmente asociada a peor evolución) es similar en ambos grupos de pacientes”, apunta.

Este estudio observacional confirma que la localización en el cerebro no se observa en pacientes con metástasis de novo, lo que puede indicar que esta localización se da en pacientes ya tratados o con tumores resistentes”, apunta este experto, para quien estos datos ayudan a entender mejor establecer el pronóstico y la supervivencia de las pacientes, y seguir fomentando la investigación en este subtipo de cáncer de mama.

A su juicio, el conocimiento adquirido con el RegistEM “apoya la necesidad de biopsiar la enfermedad en el momento del desarrollo de la metástasis e implementar métodos menos agresivos para determinar los subtipos moleculares o las resistencias adquiridas por el tumor, como la biopsia líquida.

Dejá un comentario