¿Podemos vivir más de lo que vivimos?

Todavía no hay suficientes respuestas a la cantidad de preguntas que se hacen sobre el envejecimiento y cómo vivir más (o cómo “morir joven” lo más tarde posible), pero algunos ya están profundizando en el tema. naturaleza Como un mar de posibilidades.

Y es que, aunque lo asimilamos como algo inevitable Y naturalregalos de envejecimiento diferentes facetas en la naturaleza: desde medusas capaces de revertir su estado adulto tantas veces como quieran, hasta árboles y langostas que mueren por accidente y nunca por la edad.

En una entrevista con EFEsalud, la joven científica danesa Nicklas Brendborgmiembro de Programa Internacional de Talento Científico de Novo Nordisknos dice en su libro “La medusa inmortal: todo lo que necesitas saber para vivir más” (Editorial Destino) cómo las formas de envejecimiento en el medio natural pueden darnos pistas para afrontar el nuestro.

“Hay animales que demuestran que, biológicamente hablando, es posible vivir mucho más de lo que vive un ser humano”, así resume Nicklas Bendborg la esencia de su trabajo para EFEsalud.

Una preocupación siempre presente

Nicklas Brendborg, autor de “La medusa inmortal, todo lo que necesitas saber para vivir más”

prisioneros de envejecimiento fisicoEl ser humano, incluso antes del comienzo de la civilización, ya se planteaba interrogantes cuyas respuestas aún desconocemos. La construcción de leyendas, la experimentación para encontrar la eterna juventud o la obsesión en la que muchos han caído a lo largo de la historia son consecuencia de ello.

La ciencia, basada en la evidencia empírica, trata de encontrar la clave de la longevidad. Nicklas Brendborg se une a su trabajo en este “batalla conjunta” contra el envejecimiento. Porque, como señala la joven biomédica, independientemente de la etnia, el género, la riqueza o la educación, todos envejecemos.

Brendborg inicia su incursión en el campo del envejecimiento a partir de animales como la ballena de Groenlandia.

Vivir más es biológicamente posible

En biología es muy común extrapolar el caso de otros animales a los humanos, y cuanto más cerca estamos de esa especie, mayores similitudes encontramos: “Por eso hablo de la ballena de Groenlandia, otro mamífero”, dice. explica.

los ballena puedo alcanzar 200 años. Pero…Por qué este animal puede y nosotros no?

“La pregunta es esa: ¿por qué no? Estos animales demuestran que es posible”, dice el investigador.

Por supuesto, la ballena de Groenlandia no es el único animal cuya esperanza de vida es sorprendente. La naturaleza presenta verdaderas maravillas. “El tiburón de Groenlandia que vive 400 años, las langostas que ni siquiera envejecen o las medusas que envejecen al revés… Todo esto es biológicamente imposible.“, señala.

Otras notas de Salud:  La OMS alerta sobre la necesidad de impulsar el ejercicio físico

La cuestión es que el ser humano se encuentra límites biológicos, el deterioro de nuestra capacidad física y todos los cambios posteriores a la pubertad. Pero, matiza Brendborg: “Al menos en la biología humana actual”. En este momento no somos capaces de evitar los estragos del paso del tiempo, aunque lo que valora el joven científico es esa misma pregunta: “¿Qué nos diferencia?“.

Cómo “morir joven” lo más tarde posible

Entre las investigaciones científicas que apuntan a prometedores drogasel rol de dormir en la regeneración de las llamadas “células zombis”, la importancia del hábito higiénico de “pasar el seda flojay cómo lo que parece una solución puede convertirse en un problema, el autor señala en su libro ciertas claves que pueden prolongar nuestras vidas.

¿Morir de hambre para vivir más tiempo?

En ningún momento se dijo que las respuestas serían todas de nuestro agrado. Porque, por controvertido que suene, el restricción calórica alargar nuestras vidas. Y, por si fuera poco, los experimentos con ratones demostraron que los más longevos eran los que bordeaban el hambre extrema. Sin embargo, los experimentos a largo plazo con monos no dieron los mismos resultados (al menos no en la proporción esperada) y, como era de esperar, no ha habido voluntarios que hayan querido probarlo.

Por supuesto, insiste Brendborg, no se trata de pasar hambre, sino de sin exceder. Y aunque no queramos seguir la restricción calórica al pie de la letra, quizás la clave esté en reproducir su efecto sin sufrirlo.

ayuno

Vale la pena señalar el papel del ayuno como parte de este proceso de restricción calórica en los experimentos. Porque sin él, los resultados fueron bastante diferentes. Además, se demostró que el ayuno solo y sin restringir la ingesta calórica en roedores también prolonga sus vidas.

El café

No se pasa por alto el papel del café en la obra: la cafeína es un conocido supresor de apetito y, para mayor énfasis, si se consume sin leche y sin azúcar, no tiene calorías. Pero, además de todo esto, el libro afirma que hay estudios que demuestran que quienes consumen entre dos y cuatro tazas de café tienen menor tasa de mortalidad.

cafe-consumo-sostenible, vive mas
EFE/Luis Eduardo Noriega

Supersticiones y efecto placebo: ¿creer es poder?

La formula “contra el envejecimiento“No se sabe ni se sabe si se sabrá. Pero, ante la duda, muchas veces copiamos a los que parecen haber encontrado la clave. El problema es que en la mayoría de los casos estaremos imitando rutinas superficiales.

Otras notas de Salud:  La EPOC afecta a más de 300 millones de personas en el mundo

El secreto del envejecimiento no se encuentra en seguir al pie de la letra la dieta de quien ha conseguido llegar a los 100 años, como tampoco nos convertiremos en personas de éxito copiando la rutina de quien ya la tiene. Hay condicionantes que no siempre son perceptibles.

El marketing detrás de las propiedades antienvejecimiento

En la misma línea, Brendborg habla de “productos milagro” y de los intereses comerciales que hay detrás de su imagen positiva, que no hace más que incentivar su consumo.

En este sentido, insiste en que muchos estudios dejan de lado variables que no importan, por lo que debemos ser escépticos al hablar de las propiedades antienvejecimiento de productos como vinopor ejemplo.

Porque, en este caso, la razón por la que se considera una bebida con propiedades antiedad puede no ser otra que el hecho de que su consumo se suele producir en mayores niveles de ingresos. El confort económico y el tipo de vida asociado a él (en el que se contempla una mejor alimentación, entre otras cosas) está intrínsecamente asociado a la longevidad.

Que sus bebedores tiendan a vivir más, por tanto, probablemente tenga más que ver con el tipo de vida que llevan que con el hecho de que consuman vino.

“Si hay algo que suena fácil y bueno, lo creemos. Es parte de la psicología humana”, indica el experto en relación al consumo de vino.

Por supuesto, en este contexto no podemos ignorar el “Efecto placebo” y su peso en términos de envejecimiento.

¿Creer que algo retarda el envejecimiento realmente lo retarda?

“Normalmente bromeo al respecto. No estoy seguro de que se pueda demostrar científicamente, pero ya se ha demostrado en muchos medicamentos”, asegura Brendborg a EFEsalud, en referencia a aquellos casos en los que se ha detectado mejoría en pacientes tratados con placebo.

Otras notas de Salud:  Tuberculosis y covid ¿un dúo maldito?

Porque, aunque no es una certeza, quizás creer que algo frena el envejecimiento puede frenarlo.

La importancia del ejercicio

Hay muchos estudios que demuestran que el ejercicio es fundamental. Con la edad perdemos masa muscular y por eso nos debilitamos. El ejercicio físico, especialmente aerobioes una receta antienvejecimiento garantizada.

anciano cuba
EFE/Alejandro Ernesto.

Salud mental, estado de ánimo y relaciones sociales

Como parte del efecto placebo, aquellos que sentirse más jovenConsiguen vivir más tiempo. Y asimismo, los que son contento además. Así que no podemos ignorar la importancia del estado de ánimo y la salud mental.

“Nuestra mente guía al cuerpo de muchas maneras”.

cover-medusa-inmortal, vive más

Como parte de todo esto, incluimos la relaciones sociales. porque el ser humano, como tantos otros, es un ser social. Además, la soledad es uno de los factores más relacionados con la muerte prematura. Y hay más ver que no somos los únicos en la naturaleza que dependemos del medio social, lo mismo pasa con los babuinos!

En definitiva, aunque tengamos genética, si no somos felices, solos o no tenemos un entorno social saludable, estaremos reduciendo nuestra esperanza de vida a pasos agigantados.

Arrojar luz, simplificar la ciencia

Sea como fuere, la investigación sobre el envejecimiento sigue siendo “en pañales“. Así lo indica el autor, que intenta hacer de su trabajo una forma de simplificar la ciencia que hay detrás, para llegar a todos. Y encuentra en su aportación un sinfín de posibilidades de futuro.

Refiriéndose al envejecimiento, Brendborg comenta: “Creo que este es un campo muy rico, científicamente hablando. Se podría ver como un puzzle, aunque todavía nos faltan muchas piezas, a pesar de intuir cuál será”.

A los ojos del científico, alcanzar un verdadero avance va a ser un viaje muy largo. Porque a pesar de que ya se avizoran cambios y avances en el mundo científico y médico, quizás no estemos allí para verlo: “¿Lo vamos a ver? Bueno no lo sé. Tal vez seamos la última generación antes de que eso suceda, qué mala suerte, ¿no? ”, bromea.

“La ventaja de la ciencia es que nada está cerrado”

Porque aunque se contesten las preguntas planteadas, siempre quedará en el aire la posibilidad de que todo lo que se presuponga sea mentira. Investigar en este limbo es, quizás, lo que hace avanzar expandir y asentir.

Dejá un comentario