consejos para recuperar una rutina saludable

Después de las vacaciones de verano, la vuelta a la rutina puede ser un golpe de realidad, especialmente cuando se trata de personas mayores. Sin embargo, este cambio puede ser beneficioso para ellos si se tienen en cuenta sus necesidades.


Una pareja mayor de vacaciones. EFE/David Arquimbau

los Director médico de Sanitas Mayores, David Curtoseñala que “para las personas mayores, seguir una serie de costumbres genera beneficios, como una mayor confianza en sí mismos, un plus de motivación y cierta autonomía”.

Es importante que cuando todos estos hábitos estén configurados sean de su agrado, con el objetivo de que se sientan a gusto consigo mismos y motivados en su rutina diaria.

A diferencia de los niños y los adultos, que suelen tener un tiempo bastante ajustado en su día a día, las personas mayores disfrutan de mucho tiempo libre. Por ello, es necesario que tengan libertad a la hora de elegir lo que quieren o no incorporar a su rutina.

A pesar de que “a priori” la vuelta a la rutina puede resultar difícil, también puede ser un buen momento para incorporar nuevas actividades y dar un nuevo sentido a esa monotonía. Según la experta, las personas mayores encuentran complicaciones a la hora de volver a la rutina después de las vacaciones, ya que durante este período suelen realizar diferentes actividades, pasar más tiempo juntos e incluso instalarse en un lugar diferente.

actividades rutinarias mayores
Un grupo de personas mayores haciendo manualidades. EFE/Jorge Fuentelsaz

Esta vuelta a la normalidad puede verse como una oportunidad perfecta para que empiecen a introducir nuevos hábitos que sean productivos en su día a día, mejorando su autonomía y estado de ánimo.

Otras notas de Salud:  cómo evitar este hándicap del verano

Consejos para retomar la rutina después de las vacaciones

Los expertos de Sanitas Mayores recomiendan diferentes consejos para la nueva adaptación de los mayores a la rutina:

  1. Es aconsejable dividir las vacaciones en diferentes periodos a lo largo del verano para no desestabilizar demasiado su ritmo vital.
  2. Recuperar progresivamente horarios y actividades habitual, moderando el impacto de la vuelta a la normalidad.
  3. Realizar ejercicio físico Es importante que las personas mayores se sientan productivas durante todo el año, y también es beneficioso para su salud.
  4. Agrega un nuevo hábito desde las que se han realizado durante las vacaciones hasta la rutina, que mejorará tu estado de ánimo.
  5. Considerar el estado de salud de los mayores en todo momento, comprobando que todo está bien y evitando así futuras complicaciones.

Dejá un comentario