Mundo veggie: recomendaciones para la hostelería

La oferta gastronómica ha ampliado su horizonte hacia nuevas formas de alimentación y el movimiento veggie es solo un ejemplo de ello. El podcast “A gusto con la Tierra” habla de mayores ofertas, nuevas formas de fidelización y el cambio en la forma de llegar al consumidor.

alimentación a base de plantas pastas para untar y lo que antes se limitaba a los restaurantes especializados ahora es el pan de cada día. Noelia López, nutricionista de Nestlé en España, habla sobre el crecimiento de la población veggie y el impacto en los restaurantes.

Atribuyéndolo a la oferta y la demanda, el experto destaca la adaptación a las nuevas circunstancias de la hostelería, que intenta entrar en nuevos sectores para satisfacer necesidades más específicas.

Así, la oferta gastronómica se amplía en todos los sentidos: ya seas celíaco, vegetariano o intolerante a algún alimento, el restaurante intenta poco a poco adaptarse a él, aportando otras opciones o cambiando las existentes para adaptarlo a todos sin alterar la sabor.

El principio vegetariano

En el caso del movimiento veggie, fue allá por los años 90 cuando aparecieron las primeras alternativas a la leche. Fue en el año 2000 cuando se produjo lo que Noelia López llama el “boom” de las bebidas vegetales.

“En cualquier lugar podemos encontrar avena, arroz, bebidas de soya. Incluso con proteínas de guisante amarillo”

Con el único objetivo de que todos puedan comer en una misma mesa, este tipo de opciones dan lugar a versiones de productos ya conocidos, como frapés, macchiatos o capuchinos.

La única diferencia es que su elaboración es a base de proteína vegetal.

organizacion en la cocina

Y es que los patrones de alimentación son individuales, por lo que en un mismo grupo de amigos o familiares pueden diferir.

Otras notas de Salud:  Deportista y veggie: si quieres, puedes

En este caso, el experto señala que, cuando se habla del personal de cocina, la organización y la experiencia del cocinero son los ejes sobre los que se asienta todo. Así, asegura que el objetivo debe ser no cambiar el funcionamiento del trabajo, a pesar de la incorporación de ingredientes veganos o vegetarianos o la sustitución de algunos alérgenos por otros elementos compatibles con todos los comensales.

En el proceso de adaptación en el que se encuentra la industria hotelera, destacan especialmente marcas como Garden Gourmet:

especializada en alternativas vegetales, también ofrece productos destinados a ayudar al cambio del sector de la restauración, ofreciendo opciones como Vuna, la versión vegana del atún; o recetas conocidas pero ligeramente alteradas, como la empanada de tomate y queso o el falafel de remolacha.

Cómo llegar al público vegetariano y no vegetariano

Pero a pesar de lo que puedas pensar, la mayoría de los clientes vegetarianos son consumidores versátiles: simplemente quieren disfrutar y sorprenderse. Ellos están buscando algo diferente.

mole vegano EFE/Iván Mejía

Por eso, la forma en que se llega al público es trascendental. La nutricionista destaca los siguientes puntos:

la forma en que te comunicas

Para la mayoría, todo lo que parece saludable está asociado con la insipidez. Esta relación de conceptos, aunque no se corresponda con la realidad, es más que común. De la misma manera, comer sano se asocia con quedarse con hambre.

Negar estos mitos solo es posible si lo que se ofrece es lo suficientemente atractivo para ser consumido, de ahí que se hable de uso del lenguaje. En este sentido, debe

  • Evita destacar la falta de carne: Aquellos clientes que la consumen serán más propensos a rechazar algo si se indica explícitamente como apto solo para un tipo de consumidor específico.
  • Destacar el origen, los ingredientes, el impacto ambiental, el propio sabor: Este debe ser el objetivo para llamar la atención del cliente y hacer más apetecible la comida.
Otras notas de Salud:  Un análisis de sangre da nuevas esperanzas contra el cáncer

No separes las cartas.

Lo mejor es una sola carta bien estructurada. Porque las opciones vegetarianas son solo otra cosa para elegir y no algo diferente a lo convencional.

No utilice términos médicos o poco atractivos.

Usa expresiones como “bajo en grasas” implica una renuncia.

Es más, hay muchos que se definen a sí mismos como “fines de semana”, consumidores que se cuidan de lunes a viernes, pero el fragor de las semanas buscan salirse de lo marcado, por lo que hablar de “opciones saludables” es prescindir del capricho.

La verdura también puede ser un antojo. Hacer que parezca tal debería ser el objetivo.

Haz que las verduras sean visualmente atractivas

El empleo de los pequeños pictogramas llama la atención del ojo. Pero hay que tener cuidado, porque si se abusa puede complicar demasiado la decisión. Por eso es más recomendable

  • Adapta el menú fácilmente: Combinando ingredientes o recetas ya diseñadas, aprovechando las verduras de temporada, algo sencillo y haciendo hincapié en el uso de ingredientes de calidad.

Tasa de aparición en aplicaciones vegetarianas

Para llegar a este tipo de público de forma rápida y sencilla, posicionarse desde redes o diferentes plataformas es una opción a tener en cuenta.

La lealtad del cliente

En definitiva, la oferta vegetal no solo satisface las necesidades nutricionales de un colectivo concreto, sino que también ayuda a combatir el calentamiento global, la falta de alimentos, el desperdicio de alimentos, la pérdida de biodiversidad…

Siendo el sustentabilidad una prioridad para todos y un tema que atañe a todos por igual, los pequeños detalles marcan la diferencia: ofrecer cubiertos biodegradables para llevar, servilletas reciclables, tuppers de papel o cartón, franjas horarias más asequibles, etc. Son estrategias que no hacen más que fidelizar a los clientes. .

Otras notas de Salud:  María Blasco, doctora honoris causa Universidad Internacional de Valencia

Porque los modelos de negocio que hoy en día son más rentables son aquellos que han sabido discernir que más allá de vender, deben buscar una compromiso con el consumidor Una mayor concienciación, una mayor preocupación por la salud y la concienciación respecto a la defensa animal son factores que condicionan el tipo de cliente actual y cómo debe abordarlo la empresa.

Los cambios en el sector de la restauración son consecuencia de ello.

Dejá un comentario