Viruela del mono: guía contra el estigma

La guía para combatir el estigma de la viruela del simio se ha escrito porque la evidencia muestra que la existencia de factores estructurales como la discriminación u homofobia que sufre esta población aumenta su situación de vulnerabilidad con diferentes problemas de salud.

Esto se debe a la estigmatización por temas relacionados con la orientación sexual y/o identidad de género, lo que constituye una barrera en el acceso a los servicios de salud, retrasa la detección y el tratamiento de la enfermedady dificulta su control, creando inequidades en salud.

Por eso en esta guía recomiendan utilizar adecuadamente el lenguaje y elaborar mensajes con información veraz, completa y actualizada.

Asimismo, adaptar las estrategias de comunicación en cada caso para llegar de forma eficaz a la población diana, aportando datos suficientes y comprensibles, y sin perder de vista a aquellos con un menor nivel de alfabetización sanitaria.

También señalan que es fundamental generar confianza entre la poblacióna pesar de que aún existe una gran incertidumbre respecto a la viruela del simio, dado que las características del brote actual no se corresponden con las previamente conocidas, incluyendo su presentación clínica, así como las vías de transmisión y la población afectada.

En el plano sexual, los epidemiólogos apelan al derecho a disfrutar de una vida sexual plena y satisfactoria, lo que implica proteger la propia salud y la de las parejas sexualesconocer el estado de salud y negociar las prácticas más seguras.

En materia de comunicación, la SEE está a favor de la se proponen estrategias de prevención de manera coordinada entre instituciones, expertos, ONG y organizaciones de la sociedad civil.

Y todo esto porque durante la gestión de una alerta sanitaria, los miembros de la comunidad pueden sentirse aislados del proceso de toma de decisiones, lo que puede derivar en un rechazo a las medidas de control.

Sin embargo, una comunidad informada e involucrada comprende los beneficios de adoptar prácticas preventivas efectivas.

Otras notas de Salud:  Incidencia al alza en la semana que comienza la nueva estrategia covid

En este sentido, se estima que la experiencia en el manejo del VIH y las ITS puede facilitar este proceso.

La SEE también considera que los eventos masivos son buenas oportunidades para realizar actividades de divulgación y participación de grupos específicos de población con mensajes de salud pública.

Finalmente, señalan que Los entornos sociopolíticos hostiles y la asunción de la heterosexualidad universal aumentan la vulnerabilidad de los hombres que tienen sexo con hombres.

Viruela del simio, estigma y discriminación

Aunque los consejos son de interés para toda la población, la guía de lucha contra el estigma de la viruela símica está diseñada para orientar a los profesionales implicados en actividades de detección precoz, vigilancia y control de enfermedades y promoción de la salud, tanto desde el ámbito de la salud pública como de la asistencia sanitaria.

Y es así porque, según la SEE, el abordaje de las enfermedades transmisibles y sus medidas de control y prevención sobre determinados grupos y colectivos puede suponer un reto para las administraciones y servicios sanitarios.

Algunas campañas de comunicación, noticias relacionadas con el brote epidémico de viruela del simio y documentos científicos han utilizado terminología que describe el comportamiento sexual de la población afectada de manera confusa y potencialmente estigmatizante.

Más detalladamente, la guía aconseja a los profesionales generar confianza; promover el empoderamiento y el respeto propio y adoptar un enfoque de comunicación participativo.

Y citan el siguiente ejemplo: la expresión “hombres que tienen sexo con hombres (HSH)” se utiliza para identificar más claramente a la población de interés porque describe el comportamiento sexual, más que la orientación del deseo sexual.

“Pero no es un término apropiado para usar de manera más amplia cuando se discuten temas de diversidad relacionados con la comunidad de hombres gay o las comunidades de lesbianas, bisexuales y trans”.

Otras notas de Salud:  Descifrar el caos de la genética del cáncer, un avance para casos graves

En este sentido, cabe señalar que HSH puede no identificarse como gayque la mayoría no tiene múltiples parejas sexuales, que no usa drogas y que no todos los que usan drogas las usan en un escenario sexual.

Además, es posible que los HSH no busquen atención médica porque temen experimentar el estigma o pueden sentir que los servicios de salud no están preparados para satisfacer sus necesidades.

Vacuna contra la viruela del mono. EFE / Cómo Huee Young

Evite ambigüedades

En esta guía de la viruela del simio para combatir el estigma, también se explica que el término “relaciones sexuales” describe el espacio, el momento y las personas involucradas, donde pueden ocurrir prácticas sexuales de riesgo, las cuales pueden definirse de diferentes maneras según la situación. el problema de salud en cuestión.

Por ello, advierten que “conviene evitar ambigüedades en su uso para que las personas que reciben los mensajes sepan qué pueden hacer para protegerse.

Por ejemplo, en el caso de la viruela del simio, el uso del preservativo no juega un papel relevante en la prevención debido a las vías de transmisión de la enfermedad, por lo que el riesgo general en esta enfermedad está más ligado a las múltiples y frecuentes parejas sexuales en anónimos. contextos.

También explican que entornos sociopolíticos hostiles que minimizan la diversidad afectivo-sexual y de género y promueven la discriminación y la exclusión dificultan llegar a los HSH a través de intervenciones preventivas.

La homonegatividad interiorizada, la binegatividad interiorizada y la presunción de heterosexualidad universal aumentan la vulnerabilidad de los HSH, al disminuir la autoestima, provocar aislamiento social, sentimientos de depresión y ansiedad, conducir al abuso de drogas y alcohol, aumentar las prácticas sexuales de riesgo e inducir la autolesión .

Otras notas de Salud:  más allá de los 24 meses

La atención en salud también puede estar sesgada, como se ha visto en diferentes estudios, por una presunción de heterosexualidad, retrasando o impidiendo acciones oportunas y adecuadas hacia la diversidad.

La SEE concluye en su guía de viruela del simio para combatir el estigma que un bajo nivel de alfabetización en salud es una barrera para la comunicación.

“La comunicación basada en el miedo tiene efectos no deseados. Este enfoque se refiere al uso de mensajes impactantes, que pueden inducir ansiedad a corto plazo, con el objetivo de generar conciencia sobre un problema para desincentivar ciertos comportamientos. Si bien la comunicación basada en el miedo puede tener éxito en crear conciencia sobre la amenaza en gran parte de la población, su contribución a la prevención de nuevas infecciones no está clara”.

Historia de una epidemia

A partir del 13 de mayo de 2022, los Estados miembros de la Región de Europa de la OMSque no son endémicos para la viruela del simio o el virus del mono, han informado múltiples casos de la
mismo. Actualmente, las investigaciones del brote epidémico están en curso.

Según la citada sociedad científica, las características de este brote parecen ser atípicas por varios motivos: la gran mayoría de los casos notificados no han viajado previamente a zonas donde la viruela símica es endémica.

Este El brote presenta peculiaridades en aspectos como su presentación clínica, su magnitud o el grupo de población afectado.

La mayoría de los casos se han detectado en hombres que tienen sexo con hombres (HSH), aunque también se observa transmisión fuera de este grupo poblacional.

La dispersión geográfica de los casos, así como el hecho de que gran parte de los casos detectados no están vinculados entre sí, sugiere que la transmisión se ha producido durante algún tiempo.

La presentación clínica más frecuente en los casos detectados es una erupción cutánea localizada, especialmente en la zona genital y/o anal, asociada a adenopatías regionales.

Dejá un comentario