Los mejores alimentos para combatir la ola del calor

En una ola de calor, beber muchos líquidos es fundamental para mantenerse hidratado. Los alimentos más recomendables para comer en estos días de calor son las frutas y verduras ricas en agua


Gazpacho andaluz elaborado con verduras de temporada/EFE/Fermín Cabanillas

La alimentación juega un papel fundamental debido a su capacidad termorreguladora del organismo. En la ola de calor es importante beber mucho líquido y comer alimentos ricos en agua para evitar la deshidratación.

Las frutas y verduras son alimentos ideales para esta temporada, ya que contienen fibra, vitaminas y minerales, lo que las convierte en una opción nutritiva y saludable. Además, en verano hay una gran variedad, por lo que su acceso es fácil.

En este sentido, la Dra. Aurora García, directora del Máster Universitario en Nutrición y Salud de la Universidad Internacional de Valenciaexplica que “es mucho más adecuado consumir frutas y verduras en verano que otros alimentos como refrescos, helados o bebidas alcohólicas”.

El experto destaca que “el gazpacho es una bebida ideal para esta época del año, ya que es refrescante y nutritivo, además de saciante”.

Del mismo modo, las cremas frías de verduras y ensaladas son excelentes opciones para las comidas, ya que se les pueden añadir numerosos ingredientes como legumbres o queso.

Por otro lado, el médico desaconseja el consumo de zumos de frutas “por la gran cantidad de azúcares” que los convierten en una opción poco saludable.

¿El picante es bueno para el calor?

En zonas desérticas o muy calurosas se suelen consumir alimentos con muchas especias, ingredientes picantes o guindillas.

Esto se debe a que estos alimentos elevan la temperatura corporal y estimulan la circulación sanguínea, lo que provoca la sudoración y la evaporación del sudor. De esta manera, el cuerpo logra refrescarse.

Otras notas de Salud:  "Comenzando a vivir con diabetes", campaña de videos

Por la misma razón, beber agua de temporada es más eficaz que el agua fría, ya que consigue equilibrar la temperatura corporal.

En este contexto, los helados y las bebidas frías también bajan la temperatura corporal, pero vuelve a subir muy rápidamente.

Cuidado con la conservación de los alimentos y el calor

En este momento, la pérdida de agua corporal a través de la transpiración suele ser común. Para evitarlo, consumir frutas y verduras ricas en agua es muy importante para mantenerse hidratado.

Asimismo, la doctora apuesta por “evitar comidas grasosas y copiosas” y tomar preparaciones más ligeras y refrescantes.

Por otro lado, las altas temperaturas provocan un mayor riesgo de intoxicación alimentaria. Por ello, debemos prestar atención a las salsas como mayonesas, postres y tartas o cualquier producto expuesto al sol.

Para ello, este tipo de alimentos deben estar debidamente refrigerados y no expuestos a altas temperaturas ni mantenerse fuera de la nevera, especialmente durante una ola de calor.

comida ola de calor cocos
El coco es un alimento muy refrescante que se puede utilizar en diversas preparaciones. EFE/Paco Torrente/rsa

Alimentos para cuidar la piel

Aunque no existe un bronceado saludable, ya que este es el resultado de la acción de la melanina. Puedes tomar el sol con protección y siguiendo unas pautas específicas.

Además, algunos alimentos pueden ayudarnos a tener un bronceado por más tiempo. Estos son los productos ricos en betacaroteno que favorecen la producción de melanina, y con ello, potencian ese color dorado en la piel.

El profesor de la Universidad Internacional de Valencia cita como ejemplos:

  • Frutas y verduras de color naranja y amarillo anaranjado, como zanahorias, nísperos o albaricoques
  • Alimentos de hojas verdes como la lechuga o las espinacas
  • Alimentos rojos como el tomate o la sandía
Otras notas de Salud:  Pacientes con metástasis de cáncer de mama: ¿Por qué se retrasan los nuevos fármacos?

Además, la vitamina C ayuda a prevenir el fotoenvejecimiento. Por ello, el experto señala que “es recomendable consumir alimentos ricos en esta vitamina como naranjas, kiwis o fresas para protegerla”.

cenas ligeras

Si quieres descansar bien, no es recomendable hacer cenas copiosas. Además, se debe separar el tiempo entre la última comida y la hora de acostarse para evitar ir a la cama digiriendo.

El Dr. García aclara que “sería positivo el consumo de alimentos ricos en triptófano, como cereales integrales, legumbres, frutas y verduras, carnes blancas, pescado azul y frutos secos” para la cena.

Por el contrario, no se recomiendan alimentos como las bebidas estimulantes, las bebidas alcohólicas y los alimentos de gran palatabilidad, como los dulces industriales o los alimentos procesados ​​con sal y aditivos como el glutamato monosódico.

Por último, el experto recuerda que “no sólo es importante la comida que ingerimos para el descanso, sino también el ejercicio físico, reducir la intensidad de la luz por la noche y no abusar de las pantallas”.

Dejá un comentario