Cumbre mundial covid: Compromiso para seguir combatiendo la pandemia y prepararse para otras

Con la pandemia lejos de los titulares y las medidas de mitigación relajadas en gran parte del planeta, los mandatarios reunidos en la Segunda Cumbre Mundial sobre el Covid, celebrada de manera virtual, se han comprometido a no perder impulso en la lucha contra esta pandemia. coronavirus y prepararse para futuras epidemias.


Los ciudadanos de Beijing se someten a pruebas de coronavirus. EFE/EPA/MARK R. CRISTINO

“La pandemia no ha terminado” fue el mantra más repetido por los participantes en la segunda cumbre mundial sobre covid-19, que se realizó virtualmente en momentos en que Estados Unidos está a punto de alcanzar el millón de muertos. por la enfermedad

“Tenemos que evitar la complacencia. Esta cumbre es una oportunidad para mantener el pie en el acelerador para controlar esta pandemia y prevenir futuras crisis de salud”, dijo. El presidente de los Estados Unidos Joe Bidenen un discurso grabado en video.

Él el canciller alemán Olaf Scholzreconoció por su parte que la guerra en Ucrania ha desplazado a la pandemia de los titulares y que, “después de más de dos años, la gente simplemente está cansada de leer sobre covid-19”.

Sin embargo, insistió en la necesidad de no bajar la guardia ante una pandemia que sigue activa y que ha matado a más de 6,2 millones de personas en todo el mundo, una cifra equivalente a “la población de Singapur o Dinamarca”.

Dotación de nuevos fondos

Como sucedió en su primera edición, que tuvo lugar el pasado mes de septiembre, esta segunda cumbre virtual impulsada por Estados Unidos tuvo importantes ausencias: Rusia no recibió invitación y China, inmersa en un rebrote de la covid-19 en varias ciudades, no lo hizo. participó.

Otras notas de Salud:  Diagnóstico SEOM: "Pseudoterapias, el bulo permanente"

Las decenas de países que asistieron se comprometieron a invertir un total de más de 3.000 millones de dólares (2.880 millones de euros) para seguir luchando contra la pandemia y prepararse para otras posibles que puedan llegar en el futuro, según la Casa Blanca.

De esa suma, 962 millones de dólares (924 millones de euros), incluidos 450 millones de dólares aportados por EE.UU. y otros 450 millones prometidos por la Unión Europea (UE), se destinarán a un nuevo fondo global de preparación y seguridad. para la pandemia que lanzará el Banco Mundial (BM) a mediados de este año.

Más allá de su aporte a ese fondo, el gobierno de Biden acudió a la reunión con poco que prometer económicamente, debido a la negativa del Congreso estadounidense a autorizar nuevas ayudas de emergencia para combatir el covid-19.

Biden lamentó esta situación durante la cumbre y recordó que ha pedido al Congreso $5 mil millones para combatir la pandemia a nivel global, pero esa propuesta está estancada en la legislatura.

Una fuente oficial estadounidense advirtió en declaraciones a la prensa que hay países que están “rechazando” las donaciones de vacunas estadounidenses “porque no cuentan con los recursos que necesitan” para gestionarlas, como “refrigeradores para almacenarlas”, algo que el Congreso podría arreglar

Estados Unidos comparte patente con la OMS

A falta de nuevos fondos, Estados Unidos acudió a la reunión virtual con una importante apuesta en materia de propiedad intelectual: el anuncio de que compartirá con la Organización Mundial de la Salud (OMS) la patente de una tecnología clave para fabricar vacunas del COVID-19.

Los Institutos Nacionales de Salud (NIH) asignarán al Fondo de Patentes de Medicamentos (MPP) de la OMS su licencia para la proteína S estabilizada, que ha ayudado a fabricar varias vacunas contra el covid-19, como las de Pfizer y Moderna.

Otras notas de Salud:  El Abecedario de la Psicología llega a la S de Somatización

Hasta ahora, esos dos fabricantes de medicamentos estadounidenses se han negado a compartir la tecnología específica detrás de sus vacunas, pero la OMS espera que el anuncio estadounidense ayude a los fabricantes de todo el mundo a desarrollar nuevos tratamientos e inmunizaciones.

Los retos pendientes

En la cumbre virtual, copresidida por Belice, Alemania, Indonesia y Senegal, se abordaron varios de los retos de la fase actual de la pandemia, como el estancamiento de la campaña mundial de vacunación o la escasez de terapias contra la covid-19 en países pobres.

“Debemos acelerar los esfuerzos para vacunar al 70% de la población mundial, especialmente a aquellos con comorbilidades”, subrayó el Primer Ministro de Belice, John Briceñoquien junto al presidente de Colombia, Iván Duque, fue el único mandatario latinoamericano que brindó un discurso virtual en la cumbre.

Briceño, actual presidente de Caricom, advirtió sobre la disminución en la cantidad de pruebas que se están realizando a nivel mundial y recordó que América Latina y el Caribe es la región más afectada del mundo por la pandemia, y que la cuenca del Caribe en particular tiene registró recientemente un aumento del 15% en los contagios.

Por su parte, el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, anunció durante la cumbre que España destinará 200 millones de dólares adicionales (192 millones de euros) a la campaña mundial de vacunación contra la covid-19.

Esta inversión le permitirá donar 100 millones de dosis “si las condiciones epidemiológicas lo requieren”, lo que supone 30 millones de vacunas más de las previstas hasta ahora. EFE

Dejá un comentario