Verdades y mitos sobre la visión

8 de agosto de 2012 0
Verdades y mitos sobre la visión
Numerosos mitos y creencias populares están asociados con nuestra visión. Muchas preguntas se responden simplemente con el conocimiento que se transfiere de boca en boca, información que no siempre es fidedigna. A continuación te presentamos algunas verdades y mitos sobre la visión

Sólo los hombres pueden ser daltónicos

Falso. Los varones tienen mayores probabilidades de ser daltónicos que las mujeres. Se estima que al menos 1 de cada 12 hombres tiene algún tipo de daltonismo, mientras que en las mujeres la proporción desciende a 1 de 200.

En la mayoría de los casos estos trastornos de visión no causan la imposibilidad de ver todos los colores, sino que se trata principalmente de una dificultad para diferenciar algunos colores específicos, por lo general rojo y verde.

Un padre y una madre con ojos marrones pueden tener un hijo con ojos azules

Verdadero. Antiguamente se pensaba que el color del ojo estaba sujeto a la “elección” entre el color del padre o el de la madre. Se creía además que los ojos marrones eran siempre dominantes por sobre los azules. Sin embargo recientes estudios genéticos han demostrado que estas ideas eran erróneas: el color del ojo es controlado por varios genes.

El color de ojos no puede modificarse luego del nacimiento

Falso. Sí, la mayoría de los bebés nacen con ojos grises o azules y luego cambian de color a lo largo de su primer año de vida. Una vez que el niño o niña alcanza los 6 años de edad ya tiene el color de ojos que tendrá el resto de su vida. Sin embargo hay casos poco frecuentes en los que el color de ojos de una persona cambia durante la adolescencia o la adultez.

Todos tenemos un punto ciego

Verdad. Incluso las personas que tienen una visión perfecta tienen también un punto ciego, es decir, un área vacía en el campo de visión. Normalmente no lo percibimos porque nuestros cerebros “llenan” estos espacios con lo que deberíamos ver gracias a la combinación de ambos ojos.

Podemos agarrarnos un resfriado a través del ojo

Verdad. Entrar en contacto con una persona enferma o tocar una superficie cubierta con gérmenes y luego tocar nuestros ojos o nariz suele ser una de las formas más frecuentes de agarrar una enfermedad.

El uso regular de anteojos debilita la vista

Falso. No es extraño escuchar que el uso de anteojos en forma regular debilita la vista, pero esto no es cierto. La realidad es que los problemas de visión suelen profundizarse con el paso del tiempo, pero esto ocurre más allá de que usemos anteojos o no.

Comer zanahorias ayuda a ver mejor en la oscuridad

Falso. Si bien las zanahorias son buenas para nuestra salud, no existe una evidencia clara que demuestre que mejoren la visión.

Poner los ojos bizcos puede hacer que los ojos se queden en ese estado para siempre

Falso. Sin importar cuántas veces crucemos nuestros ojos, no se van a quedar en ese estado en forma permanente.

Autor: Salud.com.ar