in ,

Una suba rápida en la temperatura provoca cansancio

En la provincia de Tucumán y en otras regiones del noroeste argentino el final del invierno suele traer consigo un problema que se repite año tras año: llegan días con altas temperaturas durante el día, y acostumbrados a cargar con mucho abrigo transpiramos, nos desabrigamos y nos enfermamos. Graciela Lavado, directora del Hospital del Niño Jesús, explica en un artículo de diario La Gaceta que "al transpirar, el cuerpo se enfría y se inflaman las vías respiratorias, lo que hace más fácil que ingresen los virus del ambiente".

Así como madres y abuelas repetían hasta el cansancio el clásico "¡Llevate abrigo que a la noche refresca!", profesionales de la salud recomiendan para esta época del año salir con una campera liviana para la mañana, un pulóver para media mañana y una remera mangas largas o cortas para después del mediodía y la siesta.

Sin embargo con la partida del invierno y la llegada de la primavera no sólo están en peligro aquellos desprevenidos que salen a la calle desabrigados, sino también a los alérgicos. La médica clínica Evelina Welch comentó al diario La Gaceta que "la contaminación volatiliza las cenizas que eliminan los ingenios y esto provoca grandes problemas en las vías respiratorias, en especial a los más pequeños".

Welch recomienda a las personas alérgicas mantener las puertas y ventanas cerradas en esta época del año para así evitar que ingresen cenizas o el polen de las plantas, que por estos días comienzan a florecer. Es también aconsejable limpiar pisos y estantes, además de mantener desinfactados los ambientes. Estos cuidados también deben ser tenidos en cuenta en el auto.

Estos días en que se presenta un incremento brusco de la temperatura también suelen tener un impacto sobre personas que tienen presión baja o hipertensión. Entre los principales síntomas encontramos: cansancio, mareos, fatiga y baja de presión por vasodilatación. Y esto no es extraño para los tucumanos, acostumbrados a retornar a sus casas por la siesta con el sobretodo sobre el brazo (que muy temprano en la mañana era requisito obligado para combatir las bajas temperaturas).

Además Welch recuerda que más allá de que los tucumanos estén acostumbrados al calor, sus efectos pueden agarrar desprevenido a cualquiera, especialmente a aquellos que trabajan al aire libre: "Taxistas o albañiles que están todo el día en la calle, pueden sufrir los efectos de los incrementos de temperatura. Para evitarlos, deben hidratarse bien, proteger sus ojos con anteojos de sol para evitar cataratas precoces y usar gorro en el caso de los pelados. También es importante comer liviano", explica la especialista.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Los hombres también se operan los pechos

Detectan niveles anormales de mercurio en peces de lagos andinos