in , ,

Una innovación que promete ser el fin del corpiño

En vísperas del centenar de años desde su creación, el corpiño, prenda interior femenina, se ve amenazado por la creación un dispositivo que se ubicaría debajo de la piel y haría innecesario su uso, cumpliendo todas sus funciones sin incomodar a las usuarias, que por fin podrían sentirse libres de estructuras ajustadas a su cuerpo.

Este nuevo sujetador está conformado por tiras de silicona y dos anclajes que hacen imposible la caída de los senos, dotándolos de un aspecto natural todo el tiempo. Se colocan mediante una pequeña incisión por encima de los pezones y se apoyan sobre las costillas encima del pecho, reforzando la sujeción del músculo.

Esto no se trata de un implante de prótesis, técnica que usualmente se aplica para levantar los pechos, sino que se vale de la misma mama y con ayuda de los soportes de la levanta y mantiene en su lugar.

Según relata al sitio entremujeres.com el especialista Maximiliano Gil Miranda, “las cirugías convencionales con este propósito posicionaban la mama con una malla por delante de la glándula. El problema es que terminaban dañando la piel”.

Según aseguran sus desarrolladores y conocedores de la técnica este nuevo “corpiño”, creado por el cirujano plástico israelí Eyal Gur, sería mucho menos invasivo que los implantes mamarios, más seguro, con mayor efectividad y duración.

Esta intervención se encuentra aprobada y en práctica en Estados Unidos y algunos países de Europa, entre los que se encuentra España, en nuestro país todavía se encuentra pendiente de aprobación.

Si bien es altamente efectiva no sería útil en casos en que las pacientes presenten sobrantes de piel o excesos de peso, por lo que no suele recomendarse para todas las mujeres que la deseen sino que existe un determinado tipo de pacientes para estas intervenciones.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

A las mujeres les duele pero los hombres tardan en olvidar

El rol del médico en la elección del método anticonceptivo