Trabajan en técnicas para borrar recuerdos no deseados en forma selectiva

17 de julio de 2012 0
Trabajan en técnicas para borrar recuerdos no deseados en forma selectiva
Un equipo de científicos españoles presentó una investigación en la que lograron interrumpir en forma temporal la recuperación de recuerdos de la memoria a corto plazo. El objetivo de los especialistas es borrar recuerdos no deseados en forma selectiva

El sueño que muchos tienen de poder eliminar algunos recuerdos no deseados está un paso más cerca gracias a un equipo de investigadores de la Universidad Pablo Olavide de Sevilla. Este grupo de científicos logró interrumpir en forma temporal la recuperación de recuerdos de la memoria a corto plazo a través de la estimulación eléctrica.

José María Delgado, director de la investigación, presentó el estudio y remarcó que se lograron importantes avances para desarrollar intervenciones terapéuticas y herramientas clínicas que permitan borrar recuerdos no deseados en forma selectiva. Señaló que, si bien queda mucho trabajo por hacer, el objetivo es factible.

Estudios previos han demostrado que los recuerdos son más susceptibles de ser olvidados cuando se los trae a la memoria. Así, los profesionales señalan que un episodio traumático que queda “oculto” en el inconsciente permanece más tiempo que cuando se lo exterioriza. “La clave está en desenganchar el recuerdo del contenido emocional, como hace el psicoanálisis“, explicó Delgado.

Las investigaciones han revelado además que, al estimular con descargas eléctricas dos áreas del cerebro anatómicamente diferenciadas, es posible alterar la memoria a corto plazo y el conjunto de memorias a largo plazo.

Para llegar a estas conclusiones los científicos evaluaron la actividad eléctrica de ratones a lo largo del aprendizaje de una tarea de memoria de trabajo (memoria a corto plazo). Los ratones debían aprender y luego recordar en qué momento mover una palanca para obtener alimento. Luego de determinar las neuronas de la corteza frontal activadas durante el aprendizaje, procedieron a interrumpir dicha actividad mediante breves impulsos eléctricos. De esta manera los científicos percibieron que los ratones no aprendían la tarea.

Estos avances permiten pensar en posibles tratamientos de trastornos mentales causados por memorias episódicas traumáticas, entre otras aplicaciones.

Autor: Salud.com.ar