in ,

Todo lo que necesitas saber sobre antidepresivos

Hoy en día es muy común que la gente consuma antidepresivos o drogas para regular sus estados emocionales y mentales. Si bien esta práctica se encuentra avalada por la medicina y exige un seguimiento estricto de profesionales de la salud mental es bueno saber cuáles son los tipos y efectos de estas drogas.

Existen quienes están en contra y a favor de este tipo de tratamientos, hay todo tipo de argumentos que avalan un sinfín de teorías acerca de su necesidad o sus daños a la salud, lo cierto es que son una herramienta útil para aquellas personas que poseen cuadros de depresión moderados o graves y, siempre y cuando se utilicen bajo la guía de un psiquiatra responsable, pueden dar muy buenos resultados.

Lo primero a saber es que cada organismo es diferente y puede que la pastilla que ayudó a una persona empeore el estado de otra, por lo que puede que tome un tiempo al profesional determinar cuál es la droga necesaria para una persona. “No podemos predecir cómo actuará exactamente una persona frente a un tratamiento porque somos todos biológicamente diferentes”, aclaró el Dr. Michael Craig Miller, profesor adjunto en la cátedra de psiquiatría de la escuela de medicina de Harvard.

Existen 4 tipos de antidepresivos (y además algunos otros medicamentos menos comunes que tienen propiedades particulares y no pueden ser categorizados en ninguno de estas 4 clasificaciones):

– Inhibidores selectivos de la serotonina (tales como el Prozac, Celexa, etc.)

– Inhibidores de la serotonina y la norepinefrina

– antidepresivos tricíclicos y tetracíclicos

– Inhibidores de la monoaminooxidasa

Cada uno de estos antidepresivos trabaja de una manera levemente diferente, pero todos envían mensajes químicos al cerebro para ayudarlo a regular sus estados anímicos.

El tratamiento se define en base a prueba y error, por lo que encontrar la droga adecuada necesita paciencia, a veces puede tomar semanas para que el medicamento empiece a hacer efecto y luego algún tiempo más hasta que se pueda definir si es la pastilla adecuada para todo el tratamiento. Al principio se recomiendan drogas que son más popularmente aceptadas y a partir de allí se comienza a probar.

Todas las drogas antidepresivas pueden desatar efectos secundarios. Por ejemplo, los primeros dos tipos mencionados pueden provocar nauseas, problemas sexuales o trastornos en el sueño; otros, aumentan la sensibilidad o provocan irritabilidad; aunque el especialista de Harvard dice que es raro todos los antidepresivos poseen advertencias de suicidio, así mismo el facultativo aclara que frente a empeoramiento o pensamientos suicidas se debe avisar al profesional a cargo de inmediato.

Cuando se comienza un tratamiento con antidepresivos es crucial mantener al doctor a cargo informado de cada variación o cambio, también es útil llevar un diario tomando nota de todos los cambios, sentimientos y sensaciones. Una vez determinado el mejor tratamiento este se puede tomar de manera indefinida o no, lo importante es saber que nunca se debe dejar un tratamiento de manera abrupta y sin guías profesionales.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Amalgamas: veneno en la boca

Cinco alimentos que ayudan a la digestión