in ,

Tips para tratar con la infidelidad

Un dicho popular afirma que nadie se salva de la muerte ni de la infidelidad, al parecer es algo muy común en las relaciones de pareja. Usualmente se da en momentos de crisis en la relación, aunque esta no es una condición sine qua non de la infidelidad.

Definir infidelidad es una misión difícil, algunos consideran que sucede cuando existe contacto físico íntimo con una persona que no es la pareja, otros hablan de la misma desde el mismo momento en que se mira con cariño o en que se tienen conversaciones “indebidas” con otra persona. Lo cierto es que los límites son  puestos por la pareja y por el acuerdo de ambos miembros de la misma.

Cuando sucede, cuando se traiciona la confianza de la persona con la que se ha elegido compartir la intimidad con exclusividad, se da un devenir de emociones, pensamientos, dudas e incertidumbres, ¿qué hacer frente a las mismas?

Lo primero, según especialistas de la salud mental, es evaluar todo con la mayor frialdad posible, si para esto es necesario tomarse un tiempo entonces deberá optar por esta decisión, pero pensar con la mente en frío ayuda a separar las cosas.

Lo primero es darse cuenta de que el engaño no tiene que ver con una carencia propia sino de la persona que engaña, no tiene que ver con que la persona engañada sea más o menos lindo/a, bueno/a, etc. sino con una carencia en quien engaña. Luego es importante no tomarlo como algo personal, quien es infiel se es infiel en primera instancia a si mismo.

A partir del engaño es necesario tomar decisiones, se puede optar por seguir con la pareja o por terminar la relación, en cualquier de las dos instancias es bueno saber que se debe evitar el tema, al menos al principio, debido a que puede ser un dolor innecesario de transitar una y otra vez en discusiones y reclamos.

La ira, el enojo y la frustración surgen, por esto es importante aprender a canalizarlas, el deporte, el arte y la vida social son muy útiles para dejar ir este tipo de emociones, sin negarlas pero sin alimentarlas tampoco. Otro consejo útil es el de hablarlo, puede ser con un terapeuta, un familiar o un amigo, pero no dejarlo para sí, y a la vez mesurar que sea algo útil y no que sirva para seguir alimentando el rencor que llevaría a una incapacidad para cerrar heridas.

En este tipo de casos la ayuda de un profesional de la salud mental siempre es crucial, no porque ésta vaya a ser decisiva para poder o no superar la infidelidad, sino porque va a ayudar a que las heridas cierren mejor y con mayor rapidez. En caso de decidir seguir adelante con la relación, la  terapia de pareja siempre es una opción útil.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Cirugías estéticas en niños crecen a nivel mundial

Para adelgazar hay que comer más