in , ,

Tener ojos claros y problemas con el alcohol puede que no sea casual

El alcoholismo no es un problema menor en las sociedades actuales, según la OMS (Organización Mundial de la Salud) cerca de tres millones y medio de personas mueren año a año producto de esta adicción y las consecuencias que desencadena en la salud de los individuos.

La adicción es una dependencia a una sustancia, que no puede ser controlada y requiere de ayuda y atención médica y psicológica; así puede sufrirse una adicción tanto a drogas catalogadas ilegales como a medicamentos, el tabaco, el alcohol y en un plano más sutil la psicología habla de adicción a emociones, situaciones, personas o comportamientos.

Las adicciones son un fenómeno complejo ya que, producto de interacciones entre factores ambientales, genéticos y mecanismos propios del organismo, se genera una asociación psicológica y procesos hormonales que desembocan en la dependencia a sustancias principalmente.

En el caso particular del alcohol el factor ambiental es uno de los de mayor peso, usualmente las personas comienzan a tomar en exceso motivados por la pertenencia a un grupo (como es el caso de los adolescentes), prácticas de aceptación social o como consecuencia de problemas personales o laborales. Al cabo de un tiempo la situación suele tornarse incontrolable y difícil de aceptar, llevando a germinar problemas aún mayores.

En cuanto al factor orgánico, el acto de beber y sus múltiples asociaciones producen procesos hormonales que desencadenan una sensación de falso placer al beber y establecen el juicio de que la bebida implica felicidad, diversión y aceptación, hasta llegar a un punto en el que no se puede abandonar.

Por su parte, el factor genético, ha sido muy estudiado por la ciencia; la genética es una rama de la medicina por demás interesante que se encarga de estudiar la composición genética de las personas y descubrir cómo determinadas asociaciones llevar a manifestar ciertos problemas o particularidad en la salud, así como también en el comportamiento y las tendencias conductuales.

Así, un grupo de investigadores descubrió, en medio de un estudio realizado con una base de más de 10 mil personas, que gran parte de las personas estudiadas que sufrían de alcoholismo y que poseían genes relacionados con la adicción al alcohol (denominados GABRB3, GABRG3 y GRM 5) también compartían genes relacionados con el color de ojos claros (OCA2, HERC3 y TYR).

Esta asociación resulta asombrosa, implica un avance en el diagnóstico, tratamiento y detección de esta compleja  adicción, pero aun así los genetistas implicados en su descubrimiento advierten que no es final ni determinante, no significa que todas las personas que tienen ojos claros poseen tendencia al alcoholismo, sino que existen mayores probabilidades de que esta coincidencia se dé.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

¿La tecnología deteriora la memoria?

Carlos Gianantonio, el médico argentino reconocido mundialmente