in

Reglas de oro para moldear la figura

Todos soñamos con soluciones mágicas que permitan lograr cuerpos perfectos, músculos tonificados y abdominales marcados, pero lo cierto es que cualquier producto que ofrezca resultados rápidos, efectivos y saludables sin exigir esfuerzo alguno es una utopía.

Día tras día salen al mercado nuevas formas de moldear nuestra figura: desde zapatillas que modelan nuestra silueta, pasando por suplementos e incluso ropa interior que adelgaza. A esto se suman los ya conocidos electroestimuladores y muchos otros productos que se incorporan a la lista de alternativas para vernos como atletas sin serlo.

Soluciones reales

Cualquier profesional aconsejará alejarse de este tipo de soluciones mágicas y recomendará una alternativa más saludable y efectiva: se trata de lograr un equilibrio entre el estado físico, mental y emocional, alcanzado a través de una alimentación balanceada, ejercicio periódico y un debido descanso.

Dejarse tentar por estas alternativas que prometen una mejora física sin esfuerzo puede ser una gran equivocación, ya que podemos terminar sufriendo un gran impacto a nivel salud. Por eso es importante consultar con un especialista antes de lanzarse a comprar alguno de los productos que ofrecen soluciones inmediatas.

Reglas de oro

Si nuestra meta es bajar de peso, moldear nuestra figura y estar saludables, no hay mejor opción que el ejercicio en forma periódica: el tipo de actividad y la intensidad dependerán de nuestra edad y el estado que tengamos. En este sentido lo ideal es recurrir a un profesional para saber cómo iniciar el entrenamiento e ir intensificándolo en forma progresiva.

Una excelente idea para abordar un entrenamiento más efectivo es someternos a un examen clínico general. A partir de este análisis el médico evaluará los factores de riesgo asociados a lo metabólico y endocrino.

En relación a la alimentación es importante entender que cada persona tendrá necesidades específicas según su edad, contextura física, actividad y género. Sin embargo un denominador común en toda buena nutrición es la variedad: una dieta completa y equilibrada debe incluir no más de dos huevos semanales y tres lácteos diarios descremados, además de un complemento de fibras, cereales, vitaminas y minerales. A esto hay que sumarle frutas frescas y vegetales.

Si querés hacer un cambio en tu vida y cuidar tu salud te aconsejamos empezar consultando a un médico: es un primer paso ideal para hacer un control de tu estado y poder definir objetivos alcanzables y mantenidos en el tiempo.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fertilidad: inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI)

Una Testigo de Jehová falleció por negarse a una transfusión de sangre