in , ,

¿Qué es verdad y qué no sobre los ataques de pánico?

Los ataques de pánico son una patología que saltó a la fama recientemente y parecen una constante en muchas personas, si bien siempre existieron, debido el aumento que se ha dado en su aparición han cobrado una gran popularidad y producto de esto existen muchas suposiciones y mitos alrededor de qué son, qué implican y cuáles son sus riesgos.

  • Tener uno no implica tener más, un ataque de pánico no es lo mismo que sufrir un trastorno de pánico, del 10 por ciento de la población que sufre o sufrirá ataques de pánico sólo el del 15 al 30 por ciento los desarrollará de manera crónica.
  • Los ataques de pánico no necesariamente son producto de un gran trauma, es decir, no suceden sólo después de haber sufrido una situación traumática sino que la mayoría de las veces se manifiestan producto de una acumulación de tensiones producto de una rutina estresante y malos hábitos de vida.
  • Es una enfermedad incurable. Este es otro mito, ya que, dependiendo del caso, este puede ser curado hasta en casos crónicos, siempre y cuando se mantenga una terapia y hábitos de vida saludables.
  • Sólo se soluciona con medicamentos psiquiátricos. Esto no es cierto, y, en algunos casos, suelen ser los menos efectivos, además de los más costosos no sólo económicamente sino también psicológica y emocionalmente.
  • Se deben evitar lugares muy populosos o encerrados, esto no siempre funciona y aunque de la sensación de que se está evitando el pánico en realidad se están yendo a una situación de incapacitación, ya que el miedo está adentro y no afuera.
  • Significa que se están sufriendo problemas mentales. Aunque muchas personas lo confunden con un brote de psicosis, ya que implica un funcionamiento anormal del sistema nervioso y la activación de muchas alertas, esto no es cierto, tienen una base, síntomas y diagnóstico distinto.
  • Se puede sufrir un infarto o perder el conocimiento. Aunque las sensaciones de aumento de los latidos del corazón, mareos, vértigo, etc. den la sensación de que alguna de estas cosas va a pasar deben confluir otros factores para que esto sea así y no suceden con un ataque de pánico.

La mejor forma de desterrar mitos alrededor de los trastornos de ansiedad, entre los que se incluye el ataque de pánico, es consultar con un profesional especialista en salud mental. Éstos han cobrado mucha relevancia y han crecido en índices de incidencia debido a múltiples factores que tienen un efecto directo sobre los ritmos y calidad de vida.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

¿Qué pasa al perder peso?

El veneno blanco de todos los días