in ,

Pablo Albarracini mejora lentamente luego de que se descartara por completo la transfusión

El caso de Pablo Albarracini fue uno de los más polémicos a mediados del mes de mayo: el hombre de 38 años fue baleado durante un asalto y los médicos le indicaron la necesidad de someterse a una transfusión de sangre. Sin embargo por sus creencias religiosas Pablo se negaba a someterse a dicho tratamiento.

Hoy está internado en la Clínica Bazterrica, donde evoluciona lenta, pero progresivamente. “Tiene una sedación de la que lo están tratando de sacar porque es perjudicial mantenerla mucho tiempo“, explicó Jorge, su padre.

Sigue despierto, habla y se comunica con su familia“, según confirmó la abogada de Jorge, Mariana Gallego, quien agregó que “con los dolores que hoy tiene Pablo no es necesario realizarle una transfusión. Los médicos están evaluando la situación y si es inevitable hacerle una cirugía, le preguntarán si acepta recibir sangre”.

Puja familiar

La situación a la que debió enfrentarse Pablo desencadenó una suerte de conflicto familiar: mientras Jorge luchaba por todos los medios por lograr que su hijo reciba la transfusión de sangre que necesitaba, la esposa del joven, Romina Carnevale, exigió que se respeten sus creencias religiosas, presentando una declaración firmada cuatro años atrás en la que Pablo pide que no le realicen transfusiones de sangre.

Jorge llevó adelante numerosos esfuerzos con el propósito de revertir la decisión, pero a pesar de sus intentos la Corte Suprema de Justicia de la Nación intervino en el caso y determinó que se respete la voluntad de Pablo.

En diálogo con la prensa Jorge Albarracini descartó por completo la posibilidad de realizar ahora la transfusión: “Ahora está descartada y nos abocamos a acompañarlo en el tratamiento“, declaró.

“No aceptar sangre no es fanatismo irracional”

A raíz de la notoriedad que ganó el caso de Pablo y la reciente noticia de la muerte de una mujer en Entre Ríos como consecuencia de una negativa a recibir ciertos tratamientos debido a sus creencias religiosas, no faltó la polémica y la discusión.

Guillermo Gómez, representante de Información Pública de los Testigos de Jehová en San Juan, dialogó con la prensa para intentar arrojar un poco de luz sobre estas decisiones. Gómez señaló que no aceptan la transfusión de sangre porque “es algo que surge de los principios bíblicos. Los textos engloban la abstención de la fornicación, de la idolatría y también de la sangre”.

En la entrevista Gómez aclara que el caso de la mujer entrerriana está marcado por la desinformación típica de los medios: “La persona tenía 18 de hematocritos producto de la infección pulmonar y la transfusión no era su salvación. La muerte no fue por falta de sangre, sino por la infección en los pulmones. En el caso de Pablo Albarracini, sigue evolucionando, sin haber llegado a la transfusión”, comentó.

En relación al documento médico firmado por Pablo Albarracini, Gómez explicó que “no es de índole obligatoria, es un documento médico como el de cualquier persona que anuncia que es diabética, alérgica o tiene un marcapasos. Nosotros, además de esa información, tenemos un escrito en el que pedimos que respeten nuestra libertad de conciencia. Y lo llevamos siempre a mano por si hay una emergencia“.

¿Cómo estar saludable?

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

La salud va a la escuela: campaña contra la obesidad y el sobrepeso

PAMI limitará el acceso a medicamentos gratuitos para jubilados