in

Los 10 errores médicos más comunes.

El diario La Nación divulga un informe que señala una estadística alarmante : Más del 12 % de los pacientes sufre algún tipo de complicación.

En los últimos meses Mendoza fue noticia por situaciones trágicas donde perdieron la vida pacientes que eran sometidos a tratamientos o intervenciones quirúrgicas. Hoy los galenos que intervinieron en algunos de estos sucesos están detenidos, como el caso del “El Dr. Muerte, sospechado de al menos cinco casos fatales” como titulaba Los Andes   o enfrentando algún proceso en la justicia para casos donde simplemente hubo mala praxis pero con consecuencias igualmente irreparables.

El diario La Nación, revela en un interesante informe, que este tipo de situaciones son notablemente más frecuentes de lo que cualquier ciudadano de a pie cree. La sociedad ve a los médicos como semi dioses , eminencias que no pueden equivocarse y su conocimiento y solvencia científica los lleva a ser infalibles.

La Nacion señala que “los eventos adversos relacionados con la atención son uno de los secretos mejor guardados en el mundo médico. En gran parte por el temor a los juicios y las sanciones. De hecho, el último dato oficial nacional es de hace siete años y nunca se difundió: el 12,1% de los pacientes sufre de una o más de esas complicaciones.

Aún así, estos problemas que afectan la seguridad de los pacientes se siguen traduciendo más en anécdotas de pasillo en los centros de salud que en registros y estadísticas útiles y accesibles para mejorar los procesos de atención o para que los pacientes pueden elegir en qué hospital o sanatorio atenderse.”.

Los 10 errores médicos más comunes. ( gráfico La Nación, fuente : Ministerio de Salud de La Nación , Ministerio de Sanidad y Política Social del España, OMS / OPS / La Nación ) 

Ver Nota completa en La Nación

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Mendoza : No se necesitará pedido médico para realizarse una mamografía.

Hágase un ADN, como si fuera un “Evatest”.