in

Las estaciones modifican funciones cerebrales

La revista científica PNAS publicó recientemente un estudio de un grupo de científicos reunidos por la Universidad Rockefeller, de Nueva York, Estados Unidos, que prueba que al cerebro le sería más fácil lidiar con ciertos procesos cognitivos dependiendo de la estación del año en que se encuentre.

El estudio siguió a 28 personas durante un año, realizándoles escaneos para medir la actividad cerebral de memoria del trabajo y evaluaciones de atención. Pero evitar cualquier influencia externa, previo a los estudios, las personas permanecían 4 días en un laboratorio bajo una temperatura y luz constantes, y privados de ver el exterior.

Los valores generales de las pruebas no fueron distintos de estación a estación, pero si se notaron variaciones en la intensidad de los campos de actividad, por ejemplo, en verano eran más intensas y efectivas las evaluaciones de atención, en tanto que durante el otoño las pruebas de memoria resultaban más activas.

Si bien no se notaron motivos hormonales que pudieran dar como resultado las variaciones en la actividad cerebral, se estima que éstas pueden ser producto de otros factores como las diferencias de luz durante el día, la humedad, la temperatura del ambiente e incluso el grado de interacción social que presentan las estaciones.

Debido a estos picos en la actividad cerebral, este órgano debería poner en funcionamiento diversos procesos que le permitan equilibrar su actividad independientemente de la época del año, aunque, según el director de la investigación, el neurocientífico Gilles Vandewalle, no todos funcionan de igual manera y esto podría explicar porqué algunas personas son más propensas a sentirse tristes en invierno o animados en verano.

Los científicos estiman que el cerebro desarrollo esta función producto de los estilos de vida de los humanos en la prehistoria, cuando las estaciones incidían en mayor medida en los modos de vida, el verano era época cacería y recolección, el invierno de resguardo. Esta hipótesis del funcionamiento cognitivo podría respaldarse en otros estudios que han demostrado la modificación de comportamiento, genes, presión sanguínea, apetito y hasta colesterol según la época del año.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

¿Qué es la microcefalia?

Los adolescentes que duermen poco son más propensos a la diabetes