in , ,

La obesidad infantil es el inicio de enfermedades más graves

El 14 de noviembre se celebra el Día Mundial de la Obesidad, problema que atañe a personas de cualquier sexo y edad, pero sobre todo preocupa cuando afecta a los más pequeños. En una charla con el médico pediatra Hipólito Filice, coordinador del Programa de Obesidad Infantil que se desarrolla en el Hospital Español de Mendoza –junto a un equipo interdisciplinario-, y en dos centros de salud de Godoy Cruz, nos explica qué propone el programa y como hacer frente a este tema desde la familia.

La obesidad debe ser detectada en primer lugar por el pediatra quien luego debe derivar al paciente a un especialista: “el pediatra, que atiende por primera vez al niño que va a una consulta por anginas, bronquitis, o en la guarda, además de atender la enfermedad por la cual consulta, también debe decirle a la madre que su hijo tiene sobrepeso y explicarle que puede tener consecuencias graves como diabetes, hígado graso, problemas articulares o hipertensión” expresó. También destacó que existe otra situación asociada: “la obesidad tiene como consecuencia la marginación social, que en el niño es más grave porque está con chicos en la escuela que le crean un problema de marginación y autoestima”, puntualizó.

Por otra parte, explicó que el 35% de los niños padece obesidad pero de éstos, existe un gran porcentaje que no recibe tratamiento. Además detalló que en el programa “hay varios profesionales intervinientes: la nutricionista, la psicóloga, el cardiólogo, el ecografista” quienes luego de un examen profundo de las causas del sobrepeso inician un plan personalizado para cada paciente.

Acerca del programa explicó que: “trabajamos en los ejes de autoestima, ansiedad y sobrepeso. Para eso está la psicóloga, porque la ansiedad es una cosa básica cuando el chico llega de la escuela y se quiere bajar la heladera. Es ahí cuando empieza a funcionar el programa que aconseja a la madre desde cómo comprar cuando entra al supermercado hasta cómo servir los alimentos, además de una serie de recomendaciones”, detalló.

Además se refirió a los alcances económicos que tiene la obesidad cuando no es tratada a tiempo, ya que el niño “llega a la consulta con hipertensión, con problemas cardíacos, con pie plano, problemas de balance de cadera, escoliosis o una serie de complicaciones que son costosos para el hospital y para los padres.

LOS PARAGOLPES DE LA ANSIEDAD

En cuanto a los mecanismos que la familia debe articular cuando comienza el programa, Filice explicó que existe uno muy importante llamado “paragolpes de la ansiedad” que consiste en tener algún alimento saludable y bajo en calorías, como gelatina, para cuando el chico llega del colegio o de sus actividades diarias y no puede esperar hasta la hora de la comida.

LIDERAZGO MATERNO

En este sentido detalló el rol fundamental de la madre, a quien denomina “la líder” ya que es ella quien decide y realiza las compras de supermercado, elige la merienda para el colegio, prepara las comidas y sirve las porciones. Por eso, es tan importante que el chico reciba un solo mensaje, en el que debe colaborar toda la familia: “es muy común que la madre prepare las comidas bajas en calorías pero una abuela, una vecina o una tía hagan ‘trampas’ invitando al niño a comer alimentos ricos en grasas y carbohidratos”, puntualizó.

Además explicó que “la madre nunca debe decir palabras como ‘dieta’ u ‘obesidad’ si no reemplazarlas por ‘hábitos alimenticios’. Tampoco debe expresar ideas tales como ‘vos no podés comer esto’ si no decirle al niño ‘no hay’. Este cambio en el mensaje, debe ir acompañado de un cambio en los hábitos de la familia, reduciendo las porciones de la ingesta.

LA OBESIDAD TIENE CURA

Ante la consulta acerca de si la obesidad es una enfermedad que se padece toda la vida, el doctor Filice destacó que por el contrario “se cura totalmente, pero lo que el chico aprende en cuanto a alimentación debe aplicarlo toda la vida. No hay que hablar de dietas, sino de saber comer”, y además agregó que tanto niños como adultos deben “tomar un litro y medio de agua por día y hacer 180 minutos de ejercicios por semana, que junto a la alimentación adecuada son suficientes para curar la obesidad” expresó.

DONDE IR

Por último, el pediatra detalló los lugares a donde los padres pueden acudir para realizar una consulta o comenzar el programa de descenso de peso: “yo estoy a cargo de la coordinación del programa en Godoy Cruz, auspiciado por la municipalidad y en conjunto con el Hospital Español. En los Centros de Salud de los barrios Fuchs y Foecyt, atendemos una hora por semana. Los profesionales del programa que asistimos allí, vamos totalmente ad honorem y recibimos a muchos pacientes que llegan derivados por el pediatra”, precisó Filice.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Dr. Daniel Nijensohn: “Evita fue lobotomizada”

Can You Get Through These 23 GIFs Of Gorillas Without Shielding Your Eyes?