in , ,

Inédito avance en diabetes en Argentina

Estas células fueron utilizadas para crear los llamados islotes pancreáticos en el organismo de pacientes diabéticos, los cuales cumplen la función de estimular o volver generar la producción de insulina en el cuerpo.

La diabetes consiste en una incapacidad del organismo para segregar insulina en la sangre, la hormona que se encarga de transformar la glucosa en energía; al suceder esto el azúcar (principal proveedor de glucosa al cuerpo) se acumula en la sangre y sus niveles aumentan.

Desde hace más de tres décadas la medicina ha tomado insulina de los cerdos y la investigación en esta materia es amplia, haciendo posible a las personas insulino-dependientes aumentar su calidad y espectro de vida. Pero no fue sino hasta hace algunos años que se empezó a pensar en los cerdos como posibles donantes de células del páncreas, el órgano del cuerpo encargado de producir insulina.

La diabetes tipo 1 es la que hace que la persona resulte dependiente de una fuente externa de insulina (aplicándosela de forma intravenosa), ya que por un fenómeno autoinmune, es el propio cuerpo el que destruye los islotes en los que las células productoras de insulina se acumulan en el páncreas para realizar esta tarea.

El trasplante de células pancreáticas de cerdo tiene como objetivo trasplantar estos islotes, devolviendo al páncreas la capacidad de producir su propia insulina. Además se trata de una intervención no invasiva que se realiza a través de una jeringa sin necesidad de cirugías y proveyendo significativos beneficios.

El principal problema, en los inicios de las investigaciones, radicaba en que resultaba muy difícil encontrar donantes humanos en condiciones (que mueran sin comprometer al órgano y no presenten dificultades de inmunosupresión), además se necesitaban alrededor de cuatro páncreas para hacer un trasplante y cada vez existían más pacientes diabéticos.

Hoy en día las investigaciones respecto del trasplante de islotes de procedencia porcina avanzaron, estos animales producen una insulina muy similar a la humana que interactúa de la misma forma con la glucosa en sangre, además cada parición ofrece muchas crías.

El Doctor Adrián Abalovich fue el director de los 22 trasplantes hechos en el hospital público bonaerense Eva Perón, la mayor experiencia de este tipo a nivel mundial. En declaraciones a diario Clarín el profesional explicó que los islotes son recubiertos con una capa de alginato y poli-lisina, esto para evitar el rechazo inmediato del cuerpo, detallando que “si nos inyectan una célula de cerdo, el organismo la rechaza inmediatamente. En cambio, eso es una burbuja que le da inmunoprotección. Tiene poros tan chiquitos que no pasa ni el anticuerpo, ni el linfocito o el macrófago. Aunque lamentablemente hay pequeños elementos que sí pueden llegar a pasar, por eso es una inmunoprotección parcial”.

El trasplante fue realizado en pacientes jóvenes que habían visto su calidad de vida deteriorada de manera significativa y experimentaban una dependencia total a la insulina inyectada. De estos la mitad no ha manifestado cambios, y el resto redujo el uso hasta en un 40 por ciento.

Si bien los científicos aseguran que este no es el tratamiento ideal ni una solución inmediata al problema, si se trata de un paso significativo en las investigaciones y mejoras de los tratamientos para pacientes insulino-dependientes.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Conoce al Síndrome de Asperger

¿Qué es la asexualidad?