Implantan con éxito dos retinas electrónicas

8 de mayo de 2012 0
Implantan con éxito dos retinas electrónicas
Gracias a esta intervención dos hombres británicos, ciegos desde hace muchos años, pudieron recuperar parcialmente su visión. A través de este implante los pacientes pueden hoy percibir luz e identificar algunas formas. Un importante avance que ofrece esperanza para aquellas personas que han perdido la vista

Dos hombres lograron recuperar parcialmente su vista gracias a una cirugía de implante de retina. Las dos operaciones realizadas forman parte de los primeros ensayos clínicos que se llevan adelante en el Hospital de Ojos de la Universidad de Oxford y en el Hospital del King’s College de Londres.

Robin Millar y Chris James son los nombres de los dos pacientes británicos que se sometieron a esta cirugía. Ambos perdieron la vista a raíz de una enfermedad llamada retinitis pigmentosa, en la que las células fotorreceptoras en la parte trasera del ojo dejan de funcionar progresivamente.

De acuerdo a la información suministrada por los especialistas, el chip microelectrónico que fue implantado cuenta con 1.500 píxeles sensibles a la luz. A través de la operación se coloca este chip detrás de la retina, desde donde un cable llega hasta una unidad de control ubicada detrás de la oreja y debajo de la piel, haciéndolo completamente invisible.

¿Cómo funciona?

El chip implantado actúa de la siguiente manera: al ingresar luz al ojo y llegar al chip, se estimulan los píxeles, que envían señales electrónicas al nervio óptico y desde allí al cerebro. Esta tecnología permite adecuar y alterar la sensibilidad mediante una unidad externa que vincula al chip a través de un disco magnético en el cuero cabelludo.

Tras la cirugía los pacientes eran capaces de identificar una línea curva de otra recta, aunque no pueden distinguir objetos a gran distancia. Sin embargo es pronto para sacar conclusiones sobre su efectividad, ya que tanto Millar como James tienen mucho que aprender a la hora de interpretar las señales que el chip envía a sus cerebros.

Esta es la primera vez que se realiza un implante de este tipo logrando que una persona completamente ciega pueda ver algo. “Los pacientes no tenían ninguna percepción de luz pero el implante reactivó sus retinas después de más de diez años”, explicó MacLaren, encargado de colocar el primer implante en Oxford.

El especialista aseguró que este es un importante primer paso para nuevas pruebas. Y aseguró que estos implantes serán de gran ayuda para que una persona ciega pueda orientarse en espacios abiertos e identificar dónde se encuentran puertas y ventanas.

Autor: Salud.com.ar