in , ,

Hospital Santa Isabel de Hungría, con marcado crecimiento durante 2017.

Para muchos mendocinos esta comenzando a transformarse en un ícono de alta complejidad y excelencia en medicina. Diario Uno de Mendoza da gran cobertura a esta institución en su edición digital, la cual transcribimos.

El Hospital Santa Isabel de Hungría – una mega-obra, de casi 9 mil metros cuadrados en dos plantas– abrió sus puertas en la provincia en 2015. Se trata de un hospital de tercer nivel en cuanto a complejidad, lo que significa que puede hacer atención primaria de la salud en sus consultorios externos, hasta cirugías cardiovasculares. Hoy uno de los objetivos estratégicos de la institución pasa por convertirse en un centro de salud de referencia en la Argentina en cuanto a la atención de trasplantes y prácticas médicas de alta complejidad.

Leonardo Barbato, director del Hospital Santa Isabel de Hungría, lo explica así: “En esta etapa, estamos trabajando mucho en lo administrativo para cumplir con las exigencias del Ministerio de Salud en función de este objetivo. En lo que se refiere a tecnología y personal médico, ya tenemos todo lo que necesitamos para lograrlo”.

La apertura a la comunidad de la institución ha sido total ya que también se atiende a los pacientes de otras obras sociales (OSEP, por ejemplo) y a los afiliados de casi todas las empresas de medicina privada que funcionan en Mendoza. “Siempre quisimos ser muy abiertos a la comunidad para que el hospital, con toda su tecnología, profesionales y comodidades edilicias, pueda ser aprovechado por la mayoría de los mendocinos”, describe Barbato quien, además de ser el director del hospital, es docente universitario y un destacado especialista en cirugía de torax.

Ubicado en el corazón de Guaymallén y con rápidos accesos, el Hospital Santa Isabel de Hungría cuenta con 140 camas para internación, una neonatología de última generación; terapia intensiva y unidad coronaria con 10 camas; 8 quirófanos, y 19 consultorios externos. Recientemente sumó a sus especialidades la atención en pediatría.

El cuerpo médico está compuesto por profesionales de amplia trayectoria y excelencia de la Provincia. “Nuestro hospital presta desde la atención ambulatoria hasta la atención de guardia pasando por la internación, neurocirugía, cirugía ambulatoria de baja y mediana complejidad, cirugía cardiovascular y estudios de hemodinamia, entro muchos otros servicios”, destaca Barbato.

Todas las especialidades en sus patologías más graves y los tratamientos más avanzados se pueden realizar en el Hospital Santa Isabel de Hungría. “Estamos trabajando muy seriamente para que la institución esté en condiciones de brindar todas las prestaciones que la población necesita. Este ha sido, desde 2015 a la fecha, un camino de perseverancia y de ajustar procesos. Que nos elijan los pacientes es algo que nos llena de alegría. El Hospital Santa Isabel de Hungría tiene que ser un polo de atención para el abordaje de patologías graves”, cuenta Barbato.

Un lugar único

Por su diseño arquitectónico, el nosocomio fue construido en módulos que circundan jardines internos, permitiendo aprovechar al máximo la luz del día y también la ventilación del exterior. La disposición en bloques integrados, el uso de alturas dobles y amplios pasillos de circulación, permiten también una organización funcional de acuerdo a cada práctica o especialidad médica, priorizando en todo momento el bienestar de los pacientes, sus familiares y el trabajo médico. “Queremos que los pacientes, sus familiares y todos aquellos profesionales que vienen a trabajar en el hospital se sientan cómodos porque, en definitiva, es lo que brinda un sentido de pertenencia al mismo. Además, el aprendizaje en estos años desde 2015 nos ha vuelto más sólidos y si a ello sumamos la tecnología disponible, nos convierte en un centro de referencia en Mendoza y el resto del país”, resalta Barbato.

Actualmente trabajan en el Hospital más de 250 personas entre médicos, enfermeros, profesionales de la salud. En este sentido, la institución se ha propuesto para 2018 incursionar en el área académica para formar a sus propios recursos humanos. “Uno de los sueños que tenemos para 2018 es llamar a concurso para las residencias médicas. El desarrollo de un hospital tiene que ver con lo asistencial, pero también con lo académico. Creemos que estar unidos a las universidades es lo que nos permitirá crecer”, reflexiona Barbato.

Tecnología de última generación
El hospital es una de las pocas instituciones del país que cuenta en su servicio de Diagnóstico por Imágenes con un resonador magnético Philips 3 Tesla, Tomógrafo, Mamógrafo y diversos equipos para ecografías, todos con procesamiento digital de imágenes. Se destaca también el angiógrafo Philips Allura Fx20, para prácticas en el Servicio de Hemodinamia que posee un exclusivo sistema de guiado por imágenes 3D en tiempo real.

Los pacientes cuentan con seguridad y estándares internacionales para las prácticas más complejas. Posee 8 quirófanos, todos con equipamiento de última generación: camillas, torretas de cinco gases y lámparas cialíticas de led. Todos equipados con aire acondicionado y cuatro de ellos con sistema flujo laminar de aire con filtro absoluto y sistemas especiales de extracción.

Fuente : Diario Uno de Mendoza

https://www.diariouno.com.ar/accion-productiva/hospital-santa-isabel-hungria-constante-crecimiento-20171205-n1518716.html

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

1.000 millones de pesos para quirófanos y hospitales aunque nada para Mendoza.