in , ,

Hipertensión: mitos y verdades

Se llama hipertensa a una persona que presenta cifras de tensión arterial superiores a 140/90, es decir, mayores a las normales. Un individuo que sufre de hipertensión tiene riesgos de daño vascular tanto a nivel miocárdico como a nivel cerebral, además de un incremento claro en la probabilidad de presentar infartos o ACV (accidente cerebro vascular).

A pesar de existir múltiples medidas sanitarias e higiénico-dietéticas para controlar o atenuar este problema, muchas personas deciden no tratarse y aumentan las posibilidades de sufrir una muerte inesperada.

Lo que poco se conoce es la etiopatogenia de esta enfermedad. La realidad es que la mayoría de los casos de hipertensión arterial son de causa desconocida.

Posibles causas

– El 90% de las personas hipertensas presentan hipertensión esencial o idiopática. Esto significa que la causa de su presión arterial elevada no se conoce.
– En el otro 10% restante se pueden identificar causas como tratamientos prolongados con altas dosis de corticoides, alteraciones a nivel renal y afectación de la regulación hormonal normal, entre otras.

Factores que influyen a elevar la presión:

Entre los factores más importantes que elevan la presión arterial de una persona, se pueden encontrar las respuestas para realizar un tratamiento efectivo. Entre ellos se destacan:

– La ingesta de comidas con alto contenido de sal
– La disminuida ingesta de agua. Lo recomendado es tomar dos litros o más por día
– Un ritmo de vida estresante
– Condiciones laborales desfavorables (el ruido, el humo de tabaco, el poco tiempo de descanso, etc.)
– El consumo excesivo de alcohol
– Las dietas ricas en grasas animales
– El sedentarismo
– El sobrepeso

Todos estos factores interactúan entre sí para generar un daño a nivel arterial y aumentar el trabajo cardíaco. Esto produce que los vasos sanguíneos vean reducido su calibre normal y se deba generar mayor fuerza para irrigar la misma superficie corporal.

Algunos mitos sobre la presión arterial

No es ajeno escuchar en consultas médicas la siguiente frase: “Doctor, tengo presión emotiva“. Esto no es correcto. La presión de causa emocional no existe. Lo que sí se puede presentar es que alguno de los factores antes mencionados, sumados a una situación estresante, puedan elevar la presión.

La presión arterial tiene cura“. No es así. Las personas hipertensas deben saber que portan con una enfermedad de carácter crónico, lo que significa que la van a tener durante toda su vida. Lo que puede suceder es que se atenúen los efectos cardiovasculares que se sufren gracias a la medicación y las cambios de conducta habitual.

Con la medicación solamente me disminuyen los valores“. La realidad es totalmente diferente, ya que está demostrado que con dieta y ejercicio, los valores tensionales pueden disminuir entre 10 y 20 mm de mercurio la tensión sistólica.

Si se te juntan las presiones es probable que te mueras“. No existe tal caso. Lo mas probable es que la toma de presión haya sido mal realizada. Sí existen casos en que se presentan valores cercanos de presión como 90/70, 70/50, etc. De cualquier manera, los casos en que se presentan estos valores no representan un caso de muerte segura.

Recomendaciones para personas hipertensas:

Todo paciente hipertenso debe conocer bien la medicación que toma, ya que en situaciones hospitalarias, el hecho de conocer la medicación del paciente, es un recurso importante para el médico.

Realizar por lo menos 30 minutos de caminata diaria, además de bajar de peso, y disminuir el consumo de sal con las comidas. No ingerir comidas fritas ni ricas en grasa animal.

Si está actualmente en tratamiento con medicación para disminuir las cifras tensionales, es importante realizar controles de sus valores tensionales por lo menos una vez a la semana, teniendo la precaución de no haber realizado ejercicio, no haber fumado, ni tomado café antes de realizar la toma, ya que estas situaciones elevan la presión.

Ante la presencia de dolor de pecho, adormecimiento de piernas, visión borrosa, dolor en piernas al caminar, dolor de cabeza con sensación de “pesadez”, o dificultad para respirar, no dude en consultar a su médico de guardia.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

¿Qué cambia en nuestro cuerpo cuando perdemos peso?

6 alimentos que queman grasa abdominal