in , , , , ,

“Es fundamental que muchas de estas problemáticas sean políticas de salud”, entrevista con el Dr. Héctor Abate

El Dr. Héctor Abate es médico pediatra experto en enfermedades infecciosas, además anfitrión y presidente del 37° Congreso Argentino de Pediatría. En entrevista exclusiva con Salud.com.ar y Salud Los Andes nos cuenta cómo fue lograr el congreso de pediatría más grande de los últimos años y por qué eligieron tratar, desde la ciencia, aristas sociales y humanas que también afectan al ejercicio de la profesión y la salud de niños, niñas y adolescentes.

Como reza el lema de este congreso hablamos del futuro, desde el presente, de niños, niñas y adolescentes saludables en tiempos de cambios, pero ¿Cuáles son esos cambios?, ¿Qué implica la realización de este evento en Mendoza? ¿De qué habla la pediatría hoy? ¿Qué ocupa y preocupa a esta rama de la medicina?

¿Cuál es el impacto que tiene la realización de un evento de esta magnitud en la provincia?

El impacto que tiene este congreso, para el país en primer lugar, es dar un espacio a todos los profesionales pediatras y que trabajan en el área decong la salud con niños, niñas, adolescentes y sus familias, en el cual poder perfeccionarse.

El programa científico que realizamos fue muy abarcativo, teniendo en cuenta la realidad que tiene no sólo nuestro país sino también toda la región del cono sur y parte del mundo, desde el punto de vista político, económico y social, por eso pensamos muy bien el lema del congreso (“Por un futuro mejor: niños, niñas y adolescentes saludables en tiempos de cambios”), porque en realidad nosotros tenemos que asumir todos estos cambios que se están dando en el mundo, eso nos permite tomar consciencia de la problemática, para elaborar estrategias y ser actores activos del cambio, siempre mirando al futuro.

¿Cuáles son esos cambios que se están dando en el mundo que afectan a niños, niñas y adolescentes?

Los cambios son múltiples: cambios en la calidad de alimentación de los adolescentes; falta de acceso a la salud de la mayoría de las poblaciones, sobre todo los países en vías de desarrollo; falta acceso a agua potable, factor que facilita un montón de enfermedades sobre todo de tipo gastrointestinales; cambios que se están dando también con la conducta, la violencia instalada en las sociedades y dónde el grupo de adolescentes con el tema bullying es bastante problemático y de difícil resolución; la obesidad; la desnutrición; las horas que pasan enfrentados a una pantalla, niños y adolescentes, pantallas desde laptops hasta televisores, que llevan a una vida sedentaria, facilitando la mala alimentación, la aislación del medio, de sus pares, y disminuyendo la actividad física. Los cambios que se han dado también en los tipos de constitución de la familia, la familia tradicional se ha modificado, ahora existen familias ensambladas u homoparentales, y bueno esos son cambios que hay que analizarlos, evaluarlos y desdemonizarlos. Son muy interesantes. Son múltiples todos repercuten en la familia, en los adolescentes y niños.

Para tratar estos temas hay que hacer un trabajo a partir de distintas áreas, desde el hogar que es primer lugar donde uno tiene que empezar la educación, en el colegio que debe ser un complemento del hogar en este aspecto y con los pares también, que entre ellos mismos deben educarse buscando estrategias donde haya un líder positivo que pueda empezar a organizar situaciones que sean positivas para el grupo y no negativas, como las agresiones.

Este congreso tiene un tinte mucho más social, no es netamente científico, eso llama la atención.

El congreso es científico, lo que ocurre es que nosotros le quisimos dar una visión de la problemática de salud más allá de la enfermedad en sí, lo que implica…uno puede hablar de enfermedades como la obesidad, y se puede dar una clase magistral de la enfermedad, pero esa enfermedad tiene un montón de aristas no sólo desde el punto de vista metabólico, sino también social o psicológico que hace que uno tenga una mirada mucho más amplia con respecto a las enfermedades.

Es decir, sí, estamos ampliando esa mirada de la medicina tradicional. Y eso es real, fue uno de los objetivos que nos planteamos para este congreso y cuando elaboramos el programa científico y es lo que mucha gente ya está agradeciendo, porque en realidad hay mesas donde se llega a una reflexión mucho más profunda, y donde el pediatra está teniendo un rol mucho más fundamental, más allá del consultorio, más allá de la atención primaria de la salud, se está involucrando en todo lo que uno puede llegar a modificar desde el punto de vista de prevención para disminuir la morbilidad y la mortalidad. Claro que tiene otra visión.

¿Cuál es el alcance que tiene la ciencia o el poder que puede llegar a tener para transformar estas condiciones? ¿Desde qué lugares o ámbitos la ciencia puede generar un impacto, un cambio en todas estas aristas sociales que afectan a la salud?

Creo que es fundamental que muchas de estas problemáticas sean políticas de salud, estén dentro de las políticas de salud, entonces es fundamental el trabajo de todas las instituciones, las científicas, las gubernamentales, la academia, que nos unamos y tengamos proyectos en común, nosotros aportando todo lo que hace a la ciencia y ellos aportando los recursos para resolver estas situaciones, esto no lo resuelve una sola institución, esto lo resuelve el trabajo de todos, y si no nos unimos para mejorar estas situaciones y adaptarnos a los cambios que se están dando la posibilidad de éxito es mínima.

¿En este congreso existió participación de funcionarios públicos o políticos?

En realidad la prioridad en este congreso la tiene el pediatra, la familia pediátrica del país, hay algunos temas para los que se invitaron a personas expertas, o invitados extranjeros que traen temas muy relacionados con lo que hemos estado hablando, una mirada con un enfoque de tendencia social y humanitaria. Y bueno, lógicamente también las puertas están abiertas para todo aquel que quiera concurrir, escuchar, dialogar o participar de alguna manera en alguna de las actividades.

Aún así, desde la política tienen conocimiento de nuestro trabajo (de la Sociedad Argentina de Pediatría) y del nivel de responsabilidad que asumimos por temas pediátricos, así como también de lo objetivos que somos a la hora de dar propuestas. Hemos tenido en varias oportunidades convenios con ministerios para trabajos en conjunto (como por ejemplo, en Mendoza, los programas de RCP o inmunización).

En los últimos años se ha dado una tendencia en la medicina a humanizar el trato con el paciente, este tema se ha tocado en el congreso, ¿Qué puede decir al respecto?

En el caso de un médico clínico de adultos la relación médico-paciente es muy distinta a la relación médico-paciente que tiene el pediatra, porque el pediatra no solamente se relaciona con el niño o adolescente sino que también lo hace con la familia, porque la familia es la que toma decisiones, y existen problemáticas de la familia que impactan en el chico, entonces, el vínculo de la relación médico-paciente, es muy fuerte en la pediatría, pasamos de ser algo más que el médico pediatra de la familia, terminamos siendo parte de la familia de alguna manera. Claro, esto se ve claramente en la pediatría clínica y en algunas especialidades, pero hay otras orientaciones que son más duras, en las cuales buen este cambio se está dando, es lo que vos decís, la humanización de la medicina, y se nota sobre todo en esas especialidades más duras, como son la neurología o la onco-hematología, y eso es muy importante.

¿Cómo lograron que este congreso, que hace 18 años no se realizaba en la provincia, volviera? ¿Cómo fue ese trabajo de generar esto nuevamente aquí?

CONG2Bueno eso tiene mucho que ver con quienes estamos a la cabeza, yo tengo la suerte de hacer mi segundo período como presidente de la filial Mendoza de la SAP, me he desarrollado en forma importante dentro del seno de la esta institución, a la cual amo, y para mí era un desafío desde mi primer presidencia volver a traer el Congreso Nacional de Pediatría (CONARPE) a Mendoza. Mi trabajo por traerlo inició hace más de 6 años. Y a pesar de los pronósticos que marcaban la gran distancia desde Buenos Aires y otros factores adversos, hemos logrado el congreso más grande de los últimos años con más de 6 mil pediatras asistiendo, más de 700 expositores y mesas de trabajo, un concurso de cortometrajes realizados por adolescentes, expositores nacionales e internacionales de alta relevancia, y un programa científico altamente atractivo, demostrando que con un equipo sólido de trabajo, y el amor que pusimos fue posible lograr un gran éxito y estamos felices por eso.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

“50 mil pacientes mueren por año en EEUU por complicaciones de la hospitalización”, entrevista con la Dra. Nora Esteban

¿Qué es la infección por Rotavirus?