in ,

Equinoterapia y discapacidad motriz

Hace ya casi cuatro años se dio origen a un proyecto a cargo de un equipo de profesionales de la salud y de la educación de Hirpace, en Salta, que arroja una luz de esperanza en la vida de numerosas familias: se trata de un plan de ofrecer equinoterapia a chicos de la institución que padecen parálisis cerebral. De esta manera se trataba conjuntamente con esta terapia y los tratamientos que brinda la medicina tradicional.

El proyecto dio sus primeros pasos en el año 2008, cuando el equipo de profesionales tuvo a su disposición dos caballos prestados en el predio de la Agrupación Tradicionalista de Gauchos de Güemes "El Tuscal de Velarde". Hoy el grupo lleva a cabo sus reuniones en el predio de la Agrupación (cerca de la Circunvalación Oeste) y ya cuenta con cinco caballos propios.

Durante los encuentros terapéuticos, que se llevan a cabo los días jueves y sábados por la mañana, los chicos interactúan tanto con los profesionales como con su familia. Cada jornada se trabaja con un grupo diferente de chicos de entre 15 y 20 años.

Marcelo Narváez, uno de los médicos kinesiólogos que participa del proyecto, explicó al diario El Tribuno que "la problemática principal que tienen nuestros chicos es la discapacidad motriz. Hace cuatro años se hizo una investigación en el área kinésica de la institución sobre la virtud que tienen los animales en este tipo de terapias. Nos pareció muy interesante así que empezamos a recabar información y notamos que muchas características de los caballos podían ayudar a mejorar algunos aspectos de la vida de nuestros chicos. A partir de ahí empezamos con esta tarea a pulmón".

Lo interesante de este proyecto es que está conformado por un equipo de trabajo que conjuga diversas disciplinas que se integran entre sí, incluyendo kinesiología, fonoaudiología, docencia especializada y psicopedagogía. Además de los seis profesionales que trabajan con los chicos y sus familiares, participan de las jornadas más de 10 personas voluntarias que forman parte de esta iniciativa de Hirpace.

Por otra parte, Narváez comentó que los chicos que acuden a las jornadas terapéuticas son escogidos por el equipo especialistas de la institución y agregó que "se busca que los padres sean personas comprometidas pues, el hecho de que haya colaboración de la familia es parte fundamental del tratamiento. Con los padres que trabajamos actualmente hay que sacarse el sombrero. Son dignos de admiración ya que con mucho sacrificio vienen y acompañan a sus hijos. Lo hacen porque ven que los chicos experimentan cosas muy lindas cuando están acá".

Lamentablemente en nuestro país existen pocos espacios en los que se trabaja con equinoterapia para chicos que sufren parálisis cerebral. En el caso de la iniciativa organizada por profesionales de Hirpace el aspecto económico se presenta como el principal obstáculo, llegando incluso a sopesar la posibilidad de dar por terminada la terapia. "Hoy por hoy no tenemos una gran ayuda a nivel económico. Nos manejamos con pequeñas donaciones que recibimos o con el dinero que juntan los padres con cosas que hacen para vender. Mantener a los caballos es muy costoso. Hace poco corrimos el riesgo de suspender la terapia por problemas económicos, pero por suerte y con la poca ayuda que tenemos pudimos seguir", expresó Narváez.

Fuente: www.diariosalta.com

¿Cómo estar saludable?

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

¿Cuándo empiezo a dar alimentos sólidos a mi bebé?

Caminar para tener una mejor calidad de vida