in , ,

Dormir o no dormir, la diferencia entre enfermarse o no enfermarse

No es una novedad que la calidad del sueño se relaciona directamente con la calidad de la salud y que los tiempos que corren (cambios climáticos, altos niveles de estrés, nuevas cepas de enfermedades, etc.) aumentan los riesgos de enfermarse, pero un estudio revela con exactitud las consecuencias de dormir poco.

Según un estudio de la Universidad de San Francisco en el estado de California, Estados Unidos, el dormir menos de 6 horas diarias multiplicaría por cuatro los riesgos de resfriarse o contraer gripe. Según los responsables de esta investigación la calidad del sueño sería un factor mucho más determinante que los niveles de estrés, el historial médico, la edad o los hábitos nocivos para la salud.

Según declaraciones de Aric Prather, miembro de la universidad en cuestión,  citadas por diario Clarín, “los resultados del estudio muestran que el sueño es más importante que cualquier otro factor para predecir las posibilidades de enfermarse”.

En la investigaciones se utilizó una muestra de 164 personas que voluntariamente se sometieron a análisis que establecieron condiciones de salud, hábitos de vida y rutinas, posteriormente se estudiaron sus patrones de sueño y descanso a través de sensores que monitoreaban la calidad del mismo.

Luego de esto se los expuso al virus del resfrío y se estudiaron los resultados. Aquellos que habían dormido menos de 6 horas diarias cuadruplicaron el nivel de incidencia del virus.

La ciencia continúa acumulando información, estudios y evidencia acerca de la relación entre el sistema inmunológico y la calidad del sueño, ya que según se afirma el tener rutinas de descanso precarias no sólo tendría efecto sobre el humor sino también en aspectos más profundos y determinantes de la salud humana.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Afirman que la marihuana tiene un uso terapéutico

No lavarse los dientes, una práctica riesgosa para la salud