in , , , ,

De obesa a anoréxica

Alice Vinall tenía 21 años cuando los médicos le indicaron que su exceso de peso estaba poniendo en grave riesgo su vida. Después de mucho esfuerzo logró modificar su mentalidad y decidió cambiar sus hábitos alimenticios. Sin embargo, en poco tiempo estaba inmersa en un régimen destructivo, obsesionada por el ejercicio y salteándose comidas, llevándola rápidamente de un cuadro de obesidad a una realidad anoréxica.

Así, la mujer que hoy tiene 25 años pasó de pesar más de 130 kilos a menos de 50, un peso muy poco saludable para su contextura física. Los médicos especialistas en desórdenes alimenticios pudieron finalmente tratarla recién cuando sus órganos comenzaron a fallar y fue capaz de admitir su problema.

El tratamiento

Alice logró salvar su vida luego internarse un año y medio en una unidad especializada en trastornos alimenticios, donde los médicos aseguran jamás haber visto un caso tan extremo.

Gracias a ese período de internación la joven maestra jardinera pudo alcanzar un peso saludable y ser capaz de obrar como instructora y guía para otras mujeres que ponen en peligro su vida siguiendo dietas que no son buenas para la salud.

"Ser muy gorda casi me mata, pero estar muy flaca fue incluso más peligroso. Cuando salí de la clínica lo primero que hice fue romper todas las balanzas de mi casa con un martillo. Ahora estoy feliz de estar viva", comentó la mujer.

El origen del problema

La mujer de Ware, Herts, tenía un peso saludable y un estilo de vida activo hasta que a los 18 años comenzó a salir constantemente con amigas. Esto la llevó a consumir comida rápida y llevar adelante un régimen a base de alimentos poco nutritivos. "Comía muy mal, pero no pensaba en ello", confesó Alice.

A sus 21 años pesaba más de 120 kilos, provocando numerosas consecuencias en su cuerpo: sus articulaciones y huesos debían soportar enormes presiones, mientras que la diabetes y los problemas cardíacos eran inminentes a pesar de su juventud.

Cuando comprendió el peligro que representaba ese estado para su salud, Alice dio un giro de 180º en su vida: comenzó a hacer ejercicio periódicamente y evitar comidas, logrando perder hasta 3,5 kilos a la semana gracias a dietas estructuradas por ella misma, a partir de las cuales sólo se permitía ingerir una pequeña comida diaria.

En poco tiempo bajó de peso considerablemente, ocasionando nuevamente problemas en su salud física y mental, llegando a niveles de obsesión por su peso e imagen que la llevaron a estar cerca de la muerte cuando sus órganos comenzaron a fallar por falta de nutrientes.

"Estoy muy agradecida de haber sido tratada a tiempo", concluye Alice.

¿Cómo estar saludable?

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Causas de la impotencia

Efectos secundarios del bypass gástrico