in , , , ,

¿Cuál es el riesgo de tener sexo después de un infarto?

Un infarto es producido comúnmente por la obstrucción de una arteria que desencadena la muerte del tejido afectado por la falta de irrigación de sangre y oxígeno. Por lo general los órganos afectados por infartos son el corazón, el cerebro, el intestino y el riñón.

En el caso de la primera afección mencionada, el infarto al corazón, afecta al miocardio y usualmente es la consecuencia de afecciones cardíacas, en casos congénitas, y en otros producidas por malos hábitos alimenticios, el tabaquismo, estrés y la falta de ejercicios.

Muchas personas que han sido afectadas por un ataque cardíaco temen volver a tener sexo ya que implica poner en funcionamiento  su corazón a un ritmo más acelerado de lo común. Con respecto a esto existen diversas opiniones aunque, dependiendo del caso, no existen mayores riesgos cardíacos al momento de tener relaciones sexuales luego de un infarto.

Según informes de la American Heart Association la mayoría de las personas que han sido víctimas de este problema de salud se abstienen de tener sexo, cuando en casos resultaría beneficioso para la salud por sus implicaciones físicas  psicológicas.

Según esta prestigiosa institución estadounidense retomar la actividad sexual no presenta un riesgo para pacientes estabilizados, aunque recomiendan tener algunas consideraciones en cuenta antes de hacerlo: realizarse un chequeo general, mantener una rutina de actividad física regular, estudiar las posibilidades de iniciar tratamientos anticonceptivos con el médico, seguir las indicaciones del profesional a cargo y no dejar la medicación prescrita.

A esto se añade la recomendación de dejar pasar aproximadamente un mes luego del accidente para retomar la actividad, en pos de asegurar que se ha dado una estabilización.

 

 

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

¿Cómo lucir un cutis renovado todos los días?

Como distinguir entre hambre y un antojo