in , , , , , ,

¿Cómo manejar las emociones antes de una cirugía?

Tener un cuerpo implica la posibilidad de que en algún momento, como seres humanos, éste se

vea en la situación de enfrentar una cirugía, de mayor o menos gravedad, con más o menos

implicancias, siempre existe algún grado de incertidumbre y riesgo, situación que puede ser muy

traumática para la mente y las emociones en días previos a la intervención.

Los días e incluso semanas previas a una cirugía la mente comienza a prepararse: dudas,

elucubraciones, miedos, ansiedad e inseguridades salen a flote cuando la mente se da cuenta de

que por algunos minutos u horas su cuerpo pasara a estar bajo el control de un cirujano, y, en

casos, le tocara hasta perder el conocimiento para esto.

Según diversos estudios el estado mental previo a la cirugía tiene incidencia en la recuperación

postquirúrgica, así como también, el grado de ansiedad, puede tener impacto en la aparición o no

de eventualidades durante la cirugía.

La incomodidad y preocupación son el rasgo principal en aquellas personas en etapa pre

quirúrgica, esta situación imparta emocional y físicamente, haciéndose visibles la sensación de

ansiedad, miedo, desesperación por temor a la falta de control durante la operación, tensión

muscular, sudoración excesiva, taquicardia e incluso irregularidades estomacales o intestinales.

Psicológicamente las emociones y sensaciones varían según el tipo de cirugía, si se trata de una

cirugía reparadora es distinto a si es una cirugía extractiva o mutilante, pese a diagnósticos de

buena recuperación el miedo y la sensación de amenaza y fragmentación física prevalece. Se

acrecientan los pensamientos relacionados a la funcionalidad del órgano o parte del cuerpo que va

a ser intervenida.

Si bien esto es algo natural e inevitable, parte del proceso de preparación y adaptación a la idea de

una intervención, también pueden practicarse diversas técnicas que pueden ayudar a apaciguar la

mente y reducir los niveles de ansiedad y pensamientos asociados a la cirugía. El acompañamiento

psicológico, sobre todo en operaciones de gran envergadura, es un apoyo significativo, así como la

práctica de técnicas de relajación, meditación, yoga y el cuidado de la alimentación pueden tener

un impacto significativo en la calidad del estado mental.

Muchos alimentos tienen efectos en la sensación de pesadez o ansiedad en el cuerpo, haciendo

más frecuentes pensamientos de miedo o ansiedad en el paciente. Manteniendo una dieta liviana

y saludable, haciendo un poco de ejercicio si es posible y practicando técnicas de relajación y

meditación la mente y el cuerpo llegan mucho mejor preparados a una intervención quirúrgica.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

¿Qué es Guillain-Barré y su vínculo con el Zika?

¿Qué es el TRX?