in ,

¿Cómo broncearse sin riesgos?

Las prendas de verano muestran más, los colores del verano, esos que la moda se ha esforzado en imponer, quedan mejor con una piel tostada, objetivo que para muchos parece nunca poder ser alcanzado, pero el secreto para lograrlo sin riesgos de afectar la salud de la piel es hacerlo de forma gradual y cuidadosa. Aquí algunos consejos de cómo conseguir ese bronceado tan anhelado.

La protección de la piel debe tenerse en cuenta siempre, hay que evitar la exposición directa al sol, por lo que gorras, sombreros, lentes y ropa que cubra brazos y piernas es importante; por su parte el uso del protector solar es crucial cuando se visita la playa, un balneario o se sale a la calle sin la piel cubierta, éste evitará las quemaduras y el enrojecimiento de la piel, así como también que la afecten los rayos ultravioleta nocivos.

Ningún protector solar ofrece un cuidado del 100 por ciento de la piel, éstos cuentan con un factor de protección solar, que indica cuánto tardará la piel en quemarse en comparación con la exposición de la misma al desnudo, es decir, un protector con factor 50 hará que la piel demore 50 veces más en enrojecerse y quemarse.

El secreto para un bronceado duradero y seguro es utilizar protectores solares, si bien los mismos demorarán más en dar resultados evitarán que la piel se enrojezca y despelleje inmediatamente, este último, fenómeno que si bien acelera el bronceado también lo hace menos duradero y expone a la piel a los conocidos riesgo de los rayos UV (entre ellos el cáncer de piel).

El protector solar debe ser colocado abundantemente, a razón de dos miligramos por centómetro cuadrado de piel y al menos veinte minutos antes de exponerse al sol para lograr una absorción adecuada. Los horarios de exposición al sol también son materia a tener en cuenta, nunca antes de las 11 ni después de las 16, y de forma intermitente; además, cada aproximadamente dos horas se debe renovar la aplicación de pantalla solar.

Por otra parte, los hábitos y rutinas también influyen en la calidad del bronceado y en la capacidad de la piel para broncearse de manera segura: mantenerse hidratado, consumir alimentos con vitamina E, C, A y ácidos grasos saludables como el Omega 3, a la vez que aplicarse cremas hidratantes luego de la exposición al sol ayudarán a mejorar los resultados del bronceado.

Exponerse al sol no es algo que carezca de implicancias, los riesgos de contraer enfermedades y lesiones en la piel son cada vez mayores y por consiguiente la importancia del cuidado de la piel también lo es. Que sea una condición de la moda no implica que se deban tomar riesgos innecesarios por apresurar el bronceado.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Todo lo que necesitas saber sobre el anillo vaginal

Los embarazos adolescentes continúan siendo una constante