in

¿Cómo agredís tu piel?

El cuidado de la dermis es uno de los que mayor atención se lleva, basta con relevar la cantidad de productos que existen en el mercado para tratarla y se puede tener una idea de la importancia que tiene para el ser humano moderno promedio.

Aún así, tener una idea superficial y solo guiada por los mandatos de la publicidad y el conocimiento orientado al consumo, puede generar serios problemas dermatológicos e interferir en la vida saludable de la piel. Muchas veces aunque se extremen los cuidados continúan apareciendo imperfecciones, granos, arrugas, alergias y/o manchas.

En una primera instancia lo más importante es conocer el tipo de piel que se posee, esto resultará crucial a la hora de elegir los productos, cuidados y tratamientos adecuados para protegerla de las agresiones del ambiente.

Además de esto, es bueno tener en cuenta los siguientes hábitos que podrían ser altamente dañinos para la salud del órgano más extenso del cuerpo humano, la piel.

Dormir boca abajo y/o no cambiar sábanas y fundas de almohadas. Al dormir con la cara apoyada sobre la almohada se afecta la circulación de sangre en el rostro generando arrugas prematuras e hinchándolo. Además, las sábanas son uno de los mayores criaderos de ácaros, por lo que no cambiarlas y lavarlas con regularidad puede afectar a la salud de la piel, haciéndola más propensa al acné y los barros.

Los largos baños de agua caliente pueden ser altamente relajantes pero también contribuyen con la resequedad e irritación de la piel; a la hora de pensar en lo major para higienizar la dermis el agua fría lleva la delantera.

La limpieza de los instrumentos de belleza, pinceles, brochas, etc. es fundamental para cuidar la salud de la piel, cuando menos una vez a la semana se los debe lavar con algún higienizante neutro a fin de eliminar impurezas de los mismos. Por su parte, las toallitas demaquillantes resultan muy útiles para remover residuos de la piel pero su uso diario, debido a que contienen alcohol, puede ser altamente dañino para el rostro.

 

El tradicional hábito de reventar granitos y puntos negros genera una mayor irritación de la zona afectada, además de que podría provocar la aparición de cicatrices permanentes en la piel.

 

Por último, la alimentación es uno de los factores de mayor peso a la hora de cuidar la piel, tomar abundante agua, comer verduras y frutas puede ser más efectivo que muchas cremas a la hora de retrasar el envejecimiento; en tanto que, por el contrario, consumir muchas azúcares y carbohidratos aceleraría el deterioro y envejecimiento cutáneo.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Confirman la efectividad de una droga para aumentar la densidad ósea

¿Cuál es el impacto que tiene el cambio climático sobre la salud?