in ,

¿Cómo adelgazar en forma localizada?

Hay una realidad indiscutida: una persona puede ser flaca y aún así tener exceso de grasa en algunas áreas específicas de su cuerpo. En algunos casos estos individuos tienen un peso normal pero cuentan con una masa muscular disminuida, lo que enmascara el aumento de la grasa en su composición corporal.

Es bueno aclarar, sin embargo, que la grasa es esencial para nuestro cuerpo, ya que no sólo sirve para mantener el calor corporal, sino que cumple la función de reserva energética, entre otros roles. Por eso es bueno hablar de grasa corporal normal y grasa corporal excesiva. Por razones hormonales y reproductivas, las mujeres tienen más grasa que los hombres: una mujer con peso normal y que realiza actividad física moderada puede tener entre un 17% y un 23% de contenido graso en su cuerpo, mientras que en un hombre estos valores oscilan entre el 12% y el 19%.

Áreas de riesgo

Por lo general las mujeres tienden a localizar la grasa en la zona de las caderas, principalmente por una cuestión hormonal y genética. En el caso de los varones, el área del abdomen se presenta como el centro de almacenamiento graso por excelencia. ¿Por qué aparecen estos depósitos de grasa? Si bien existen diferentes causas posibles, normalmente se debe a una vida sedentaria y una mala alimentación.

Más allá de nuestra propia percepción, es bueno tener en cuenta que para establecer si tenemos exceso de grasa en el cuerpo debemos consultar con un profesional, quienes a través de mediciones antropométricas examinan la grasa subcutánea y pueden brindar mejores recomendaciones a la hora de buscar una solución.

¿Cómo adelgazar en forma localizada?

Esta es la duda que muchos hombres y mujeres se hacen: ¿es posible reducir la grasa corporal de una zona específica? Lo cierto es que no existe una dieta única ni un ejercicio puntual que permita reducir la grasa de un área en particular del cuerpo. Lo que sí podemos hacer es reducir la grasa localizada junto al resto de la grasa del cuerpo.

Sin embargo es bueno aclarar que al reducir la grasa corporal, las zonas más difíciles suelen ser las que mayor pérdida de grasa registran, a pesar de que se realice una reducción a niveles generales.

Para lograr esta reducción de la grasa corporal es imprescindible hacer un esfuerzo conjunto que incluya no sólo controlar aquellos alimentos que ingerimos (eliminando azúcares, golosinas y gaseosas), sino también ser constantes en la actividad física, procurando dar prioridad a aquellos ejercicios que colaboren en la eliminación de grasa en la zona más complicada.

Lógicamente otra alternativa para hacer frente a la grasa localizada es someterse a un tratamiento estético: actualmente en los centros de estética se ofrecen incontables opciones para eliminar grasa abdominal y de otras áreas comprometidas. Lo importante, como siempre remarcamos, es dirigirse a instituciones reconocidas, atendidas por médicos capacitados que brinden asesoramiento profesional de confianza.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Calcificaciones mamarias: qué son y cuándo representan un riesgo de cáncer

Parásitos: conocé los riesgos de tener mascotas en casa