Alimentos orgánicos

5 de diciembre de 2011 0
Son productos naturales que no tienen fertilizantes ni pesticidas químicos. Parten de la premisa de sustentabilidad de la salud y el ambiente. Conocé cuáles son los beneficios de un verdadero estilo de vida diferente
Cuando hablamos de alimentos orgánicos nos referimos a alimentos producidos sin manipulaciones genéticas ni la intervención de agroquímicos. Se trata de un hábito saludable para los consumidores y los productores, dando vida a un círculo virtuoso en el que no sólo nuestro organismo sale beneficiado, sino también nuestra Tierra, para nuestro medio ambiente.

Hace un tiempo en Europa se observó lo que podríamos llamar una "revolución orgánica", donde los alimentos orgánicos ocuparon un importante espacio en las góndolas de los supermercados. Si bien en la Argentina aún no se ha visto un fenómeno de tal envergadura, el camino lentamente se va transitando, y el cambio tarde o temprano parece que llegaría.

Tanto la producción como el consumo de este tipo de alimentos es una ocupación que se asocia con un estilo de vida diferente. Los aficionados a estos productos aseguran que el consumo de estos alimentos "sin estrés" es muy beneficioso para la salud.

En la Argentina aún no existe un alto número de puntos de venta de este tipo de productos. Por lo general resulta difícil obtenerlos fuera de Buenos Aires, y si se consigue normalmente el precio es muy alto. Sin embargo los más conocedores afirman que en una pequeña huerta se puede producirlos, lo cual es bueno para bajar los niveles de estrés, despejando la mente y beneficiando al cuerpo.

La huerta en casa

En un jardín con algunos metros cuadrados podés organizar tu propia huerta orgánica y obtener productos para consumir con tu familia. Además el cuidado y la atención que requieren estas plantas te ayudarán a pasar más tiempo al aire libre y despejar tu cabeza de otras obligaciones.

La base para llevar adelante este proyecto es eliminar pesticidas y fertilizantes químicos. A la hora de dar respuesta a la presencia de hormigas y otros insectos se utilizan obstáculos y otras especies que ayudan a desorientarlos. Para fertilizar el suelo se usan abonos naturales y lombricompuestos.

Cabe aclarar que los alimentos orgánicos no se limitan a los frutos extraídos en estado puro de la tierra, sino también a alimentos elaborados siguiendo normas naturales, eliminando el uso de aditamentos y conservantes. Si bien en la Argentina no se respeta completamente, los productos orgánicos deben llevar en su envase el nombre y el logotipo de la certificadora que asegure su calidad.

Si tenés un espacio en el que puedas armar una pequeña huerta te impulsamos a que lo intentes. Notarás la diferencia de calidad en los productos y podrás disfrutar de una actividad que combina bienestar físico, mental y emocional.

Búsquedas Recientes:

impacto de una huerta organica para la salud

Autor: Salud.com.ar