in ,

Alimentación antiage: nutrición para verte y sentirte bien

Junto a los factores genéticos y el impacto del medio ambiente, la mala alimentación impacta en el proceso de envejecimiento, acelerándolo. En este sentido es importante tener una correcta nutrición, no sólo para vernos mejor, sino para sentirnos mejor.

Otra variable que juega un papel esencial en el proceso de envejecimiento es el estilo de vida: esto incluye factores emocionales, como el estrés, las presiones y, en términos generales, el modo en que encaramos nuestro día a día. Este aspecto es de gran importancia, ya que un exceso de estrés puede tener un fuerte impacto en la salud.

Cuando hablamos de alimentación antiage nos referimos principalmente a una alimentación sana, equilibrada, que ayude a prevenir enfermedades y mejorar nuestra calidad de vida. De esta manera nuestra mente obtendrá los nutrientes necesarios para su óptimo funcionamiento y el cuerpo estará protegido.

Variables a tener en cuenta

Como explicamos anteriormente, los factores ambientales desempeñan un rol central en el proceso de envejecimiento: la contaminación, los aditivos químicos de algunos alimentos, la exposición a sustancias tóxicas y otros elementos impactan en nuestra salud. Frente a algunos de estos factores es posible actuar, evitando la exposición y el consumo de ciertos productos, de ahí la importancia de la alimentación.

Un paso importante en el camino al equilibrio es sumar alimentos ricos en antioxidantes y fitoquímicos en nuestra dieta y dejar a un lado hábitos dañinos, como el consumo de tabaco y alcohol.

Los beneficios de los antioxidantes

Los antioxidantes son moléculas que actúan eliminando el exceso de radicales libres: consumir alimentos ricos en antioxidantes permite prevenir la formación de arrugas prematuras, además de proteger al cerebro de enfermedades degenerativas vinculadas con la edad.

¿Qué alimentos son ricos en antioxidantes?

Las semillas, aceites vegetales, vegetales verdes, frutos secos, cereales y la yema del huevo son excelentes fuentes de vitamina E, un suplemento imprescindible para luchar contra el deterioro causado por el paso del tiempo. Consumiendo estos productos podremos prevenir ataques al corazón, algunos tipos de cáncer y retrasar la aparición de arrugas. Además evita el deterioro de las arterias, eleva las defensas y protege al cerebro de enfermedades degenerativas.

En el brócoli, coliflor, pimiento, berro, fresas, cítricos, tomates, guayaba y melón -entre otros- encontramos vitamina C, un fuerte antioxidante que ayuda a prevenir el envejecimiento prematuro y la degeneración de las células. La vitamina C es un gran aliado en la defensa contra sustancias tóxicas y factores ambientales nocivos, estimula el sistema inmunitario y ayuda a prevenir enfermedades de pulmón.

En espinacas, tomate, calabaza, brócoli, melón y zanahorias -entre otros- encontramos betacaroteno, uno de los antioxidantes más efectivos a la hora de prevenir enfermedades crónicas causadas por los radicales libres. Ayuda además a proteger la piel de los rayos ultravioletas, a estimular el sistema inmunitario y a prevenir infartos, cáncer de pulmón, estómago y mama y bloquear la oxidación del colesterol que tapa las arterias.

Te aconsejamos incluir todos estos alimentos en tu dieta diaria no sólo para verte espléndida, sino también para sentirte mejor que nunca.

¿Cómo estar saludable?

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A un paso de un método anticonceptivo masculino genético

Los hombres más inteligentes son fieles a su pareja