Alergias respiratorias

17 de octubre de 2009 0
Con la llegada de estaciones como primavera y otoño, se intensifican las alergias respiratorias, que son reacciones del cuerpo ante un elemento extraño en las vías respiratorias. Recomendaciones y consejos para controlarlas

Las alergias respiratorias han aumentado en los últimos años y sus principales causas, si bien puede ser hereditaria, son el polen, las pelusas, el polvo y demás elementos que suelen intensificarse cuando llega el otoño o la primavera. Sin embargo, muchas personas con esta afección, se encuentran en riesgo durante todo el año. En invierno, por ejemplo, el frío puede activar una alergia, ya que las vías respiratorias se encuentran más vulnerables.  

Otra causa principal de la aparición de la alergia respiratoria es la falta de aire puro que circula en los ambientes, que produce efectos negativos en personas vulnerables. Por lo que se puede inducir que esta afección predomina en las grandes ciudades, donde la densidad poblacional impide los ambientes con ventilación.  

Las enfermedades alérgicas son varias, van desde el ?resfrío alérgico? hasta la rinitis (que es una inflamación de la mucosa nasal) o el asma. Se presentan como estornudos, narices aguadas, ojos lagrimosos, entre otras molestias, y las personas con esta afección respiratoria no son inmunes a los cambios estacionales. Sin embargo, existen formas de poder evitar, al menos, un cuadro alérgico de gravedad.  

Recomendaciones:

Lo más importante, es evitar el contacto con el polvo. Se debe tratar de no sacudir telas, muebles u otros elementos que puedan desprenderlo. Pero también se tiene que mantener la limpieza del lugar, primordialmente con un trapo húmedo, tratando de sacar del paso elementos innecesarios que se llenen de polvo (libros, muñecos, cajas, etc.)

Otro consejo es promover la circulación de aire fresco en las habitaciones. Se puede abrir ventanas, pero indefectiblemente hay que cerrarlas cuando el ambiente externo empieza a producir pelusas o polen (principalmente en otoño y primavera).

Si ya se sufre un cuadro alérgico, existen numerosos medicamentos que ayudan a aliviar las molestias. Es muy importante consultar a un especialista para determinar la causa de la afección. Los más utilizados son antihistamínicos (que generalmente vienen en atomizadores), descongestionantes (que deben ser utilizados con cuidado, ya que pueden provocar un efecto rebote si se abusa de ellos), corticosteroides (con propiedades antiinflamatorias), antileucotrienos (para el control del asma, principalmente), entre otros.  

Es de suma importancia no automedicarse y antes síntomas persistentes y severos, consultar a un alergista, que sabrá recetar medicamentos eficientes y tratará  el problema profesionalmente.  

¿Cómo estar saludable?

Autor: Salud.com.ar