in , ,

Alergias en niños: cómo prevenirlas y tratarlas

Podemos definir la alergia como una hipersensibilidad del sistema inmune a una sustancia específica que, al ser inhalada, ingerida o tocada, puede causar síntomas o manifestaciones particulares. Alérgenos es el nombre que recibe la sustancia que provoca la alergia y los síntomas que desarrollan son lo que normalmente se denominan reacciones alérgicas. De esta forma, cuando un alérgeno ingresa en el organismo de un individuo alérgico, el sistema inmunitario responde generando una gran cantidad de anticuerpos denominados inmunoglobulina E o IGE.

Origen de las alergias

Es importante saber que la tendencia a desarrollar una alergia suele estar vinculada con la historia familiar, es decir que existe una base hereditaria, por lo que se puede transmitir de padres a hijos. Se estima que el hijo o hija de un padre alérgico tiene hasta un 40% de posibilidades de sufrirla. En caso de que tanto padre como madre sean alérgicos, el índice se eleva a un 70%.

Las alergias en los niños suelen aparecer cerca del primer año, cuando comienza a ingerir algunos alimentos que pueden causarle vómitos, diarrea y cólicos, además de marcas en la piel. A partir de los 12 meses es posible que la alergia se manifieste a través de cuadros bronquiales, como bronco espasmos frecuentes, asma alérgico y otras señales en ojos, nariz y oídos. Cabe destacar que existen reacciones alérgicas de distinto grado: desde picor de ojos y nariz, pasando por congestión nasal y estornudos, e incluso problemas para respirar y reacciones anafilácticas que en ciertos casos pueden resultar muy peligrosas.

¿Alergia o resfrío?

Muchos papás y mamás encuentran una gran dificultad para identificar y diferenciar cuándo se trata de una reacción alérgica y cuándo es un simple resfrío. En primer lugar hay que mencionar que los resfríos son provocados por diferentes tipos de virus que afectan el aparato respiratorio por un tiempo no mayor a 7 días. Un resfrío suele manifestarse a través de malestar, dolores musculares y, en ciertos casos, fiebre. La alergia, por otra parte, tiene una instalación más brusca y su duración está sujeta al tiempo que la persona esté expuesta a los alérgenos.

Recomendaciones para evitar alérgenos, hongos, pólenes y ácaros

– Remover alfombras, cortinas gruesas, peluches y otros elementos que acumulen polvo
– Mantener los ambientes secos y limpios
– Hacer una limpieza periódica de los filtros del aire acondicionado
– Cerrar ventanas en época de polinización
– Mantener a las mascotas fuera de las habitaciones

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Andar en bicicleta podría afectar la salud sexual de la mujer

Ginecoestética: rejuvenecimiento vaginal