Acidez y cáncer de esófago

11 de septiembre de 2012 0
Acidez y cáncer de esófago
En el último tiempo, los casos de cáncer de esófago se han incrementado de manera considerable debido a que la población desconoce las causas que lo provocan. La acidez estomacal, una condición muy frecuente, es uno de los factores que pueden dar lugar a este cáncer si no se recibe el tratamiento adecuado. Leé en la siguiente nota qué se puede hacer para controlarla

Según un estudio de la Universidad de California, los casos de cáncer de esófago se han incrementado en un 600% desde 1975 hasta la actualidad. Por esta razón, el grupo de investigadores estadounidenses remarcó la importancia del control de la acidez estomacal como una forma clave de reducir el riesgo de desarrollar este tipo de cáncer.

Riesgos de la acidez

La acidez estomacal se manifiesta como un ardor en la parte inferior del pecho proveniente del esófago. Viene acompañado de un sabor agrio o amargo en la boca que se produce luego de comer en exceso determinados alimentos. El embarazo o el estrés pueden acentuar el problema.

Las personas que padecen de ERGE (enfermedad de reflujo gastroesofágico) tienen más posibilidades de desarrollar cáncer de esófago. Y si la enfermedad persiste por tiempo prolongado, o los síntomas han sido severos, los riegos aumentan.

¿Qué es la acidez estomacal?

Para que los alimentos lleguen al estómago deben pasar por el esófago, que es un tubo muscular conector que actúa como una compuerta. Si esta apertura no se cierra bien tras este proceso, es posible que el ácido estomacal regrese repetidamente al esófago. Este reflujo irrita los tejidos del esófago y causa la acidez y el ERGE.

El síntoma inmediato que experimentan las personas que padecen cáncer de esófago es la acidez, entonces se le resta importancia a la molestia y se retrasa la detección temprana de la enfermedad.

Algunos consejos para reducir la acidez

Cuando se padece acidez una vez a la semana, es aconsejable consultar al médico. Y ante la menor duda, lo mejor sería realizar una endoscopía gastroesofágica o si es necesario, una biopsia, para descartar un posible cáncer.

Aquí algunas recomendaciones para evitar el riesgo de la acidez:

- El sobrepeso aumenta la presión abdominal y empeora el reflujo ácido y la acidez. Si la persona baja algunos kilos, en algunos casos, los síntomas del ERGE desaparecen.

- Es conveniente no comer demasiado de una sola vez, ni acostarse inmediatamente después de comer porque esto agrava los síntomas. Es mejor comer varias comidas durante el día en vez de dos o tres raciones abundantes, además de agregar en la dieta carnes magras, alimentos ricos en fibra, pescado y verduras.

- Evitar el consumo de cigarrillos.

- La cafeína, el alcohol, las comidas grasosas o muy condimentadas, los jugos cítricos y las bebidas gaseosas aumentan el reflujo ácido, por lo tanto lo recomendable es evitarlos.

- Evitar los cinturones o ropas apretadas a la altura de la cintura.

- El estrés es una fuente inagotable de malestares para el cuerpo, por eso reducirlo ayuda mucho a mejorar la salud.

- Caminar para aliviar la acidez después de cada comida es ideal. Nada de ejercicios pesados y extenuantes.

Búsquedas Recientes:

esofago fotografias

Autor: Salud.com.ar